Pesos y contrapesos
Ene 20, 2012
Arturo Damm

Libertad económica: Mediocridad y empeorando (III)

¿Qué opinan los candidatos y precandidatos sobre el tema de la libertad económica? ¿Cuántas de las propuestas que han hecho son violatorias de la libertad?

Según del Índice de Libertad Económica 2012, de 179 países tomados en cuenta solamente cinco, el 2.8 por ciento, son libres; veintitrés, el 12.8 por ciento, son mayormente libres; sesenta y dos, el 34.6 por ciento, son moderadamente libres; sesenta, que equivalen al 33.5 por ciento del total, son mayormente no libres, y los restantes veintinueve, equivalentes al 16.2 por ciento, son no libres.

Claramente, en materia de libertad económica, que es la libertad de los agentes económicos para trabajar, emprender, invertir, producir, distribuir, comercializar, vender, comprar, consumir y ahorrar, solamente en el 15.6 por ciento de los países, los calificados como libres (2.8 por ciento) y como mayormente libres (12.8 por ciento), los gobiernos respetan la libertad de los agentes económicos, ¡tal y como, por principio, debe ser!, mientras que en el restante 84.4 por ciento de las naciones, en mayor o menor grado, pero al final de cuentas en alguno, las cosas, en materia del respeto que el gobierno le debe a la libertad de los agentes económicos, dejan mucho que desear, con los efectos negativos que ello tiene sobre el progreso económico, es decir, sobre la capacidad para producir más y mejores bienes y servicios, para un mayor número de gente.

Una cosa debe quedar clara: solamente los gobiernos pueden limitar o eliminar la libertad de los agentes económicos, lo cual quiere decir que a menor calificación en la materia mayor arbitrariedad de los gobiernos, al grado de poder decir, poniendo el ejemplo de México, que si la calificación en materia de libertad económica es de 6.53, el grado de violación de esa libertad, por parte del gobierno, es de 3.47 (10 menos 6.53), debiendo ser de cero (total y absoluto respeto a la libertad de los agentes económicos), pudiendo llegar a ser de diez (total y absoluta violación, de parte del gobierno, de la libertad individual para, repito el catálogo de libertades económicas: trabajar, emprender, invertir, producir, distribuir, comercializar, vender, comprar, consumir y ahorrar, actividades que, al no ser delictivas por su propia naturaleza, deben estar totalmente y absolutamente permitidas).

¿Qué opinan los candidatos y precandidatos sobre el tema de la libertad económica? ¿Cuántas de las propuestas que han hecho son violatorias de la libertad? ¿Entienden, ¡este es el punto!, que la propiedad privada es la condición de posibilidad de la libertad individual, de tal manera que en la misma medida en la que se limita la primera (de entrada por el cobro de impuestos para fines redistributivos) se limita la segunda? ¿Están conscientes, ¡este es el tema!, de que cada vez que hacen propuestas redistributivas, dado que la propiedad privada es la condición de posibilidad de la libertad individual, atentan no sólo contra la propiedad sino también en contra de la libertad? El problema es que hoy, se haga desde la derecha, el centro o la izquierda, gobernar es sinónimo de redistribuir, de quitarle a unos para darle a otros, de violar la propiedad y, a través de ella, la libertad. ¡Este es el punto!



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Una tendencia lamentable en el desarrollo de la ciencia económica en las últimas décadas ha sido el considerar al Estado y no al emprendedor como el actor principal del proceso económico.

Rafael Ramírez de Alba
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental
Isaac Katz
• Estado obeso (I)
Arturo Damm
• Oferta y demanda agregadas