VIERNES, 2 DE MARZO DE 2012
Acuerdos con EUA en el Golfo ¿benefician a México?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Luis Pazos







“Los acuerdos ayudarán a que México reciba un porcentaje de lo que extraigan las compañías privadas que perforan del lado de Estados Unidos; pero esos acuerdos no son una solución integral para aprovechar eficiente y racionalmente los recursos petroleros del Golfo de México en aguas profundas.”


El reciente acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América sobre yacimientos transfronterizos de hidrocarburos en el Golfo de México, que tiene que ratificar el Senado, se presta a confusión por quienes desconocen en qué consiste.

En el Golfo se encuentran yacimientos petroleros de los más grandes del mundo. En los Estados Unidos la producción de petróleo en esa zona ya es mayor a la de Texas, Alaska o California. Han perforado 40,000 pozos en el Golfo, de los cuales 2,000 son productivos; en México, solamente 16, de los cuales únicamente 7 son productivos, a pesar de que la mayor área de exploración del Golfo pertenece a los mexicanos.

El acuerdo para regular los yacimientos transfronterizos, los que una parte se encuentra en la zona mexicana y otra en la americana, beneficia a México. Sin ese acuerdo las compañías del lado americano sacarían todo el petróleo mediante el efecto popote. Los acuerdos ayudarán a que México reciba un porcentaje de lo que extraigan las compañías privadas que perforan del lado de Estados Unidos; pero esos acuerdos no son una solución integral para aprovechar eficiente y racionalmente los recursos petroleros del Golfo de México en aguas profundas.

En México el régimen jurídico que establece un monopolio gubernamental ineficiente, que beneficia a su sindicato, a contratistas y a un partido político, quienes preservan ese monopolio, impide una solución integral. La solución al monopolio petrolero ineficiente es parecida a la implementada en Brasil con PETROBRAS o en Colombia con ECOPETROL.

En México implica modificar la Constitución para terminar con el monopolio estatal del petróleo, que solo ha servido para crear una camada de ricos del Gobierno, como lo demuestro en el libro con ese nombre. Es necesario convertir a PEMEX en una empresa verdaderamente pública, que cotice en Bolsa, con socios privados, contratos de riesgos y con una completa transparencia en todas sus licitaciones y contrataciones.

• Petróleo • Reforma energética

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus