LUNES, 30 DE ABRIL DE 2012
El populismo acecha a Europa

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas

Luis Pazos
• Ejército: caudillista o constitucional

Arturo Damm
• Inversiones, mal

Ricardo Valenzuela
• Coup d’etat financiero mundial (II)

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Isaac Katz
• ¿Y ahora?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Si quieren los populistas regresar al subdesarrollo allá ellos y los electores que los eligen, pero los países con mayor vocación libertaria, definitivo, no deben dejarse contagiar por sus pares populistas.”


El populismo trasnochado acecha a Europa, por lo menos en Francia y en Holanda (más otros países europeos que se les sumen), así parece podría suceder. En el primer país, con la derrota electoral del Presidente Sarcozy en la primera vuelta en los comicios de Francia, se está preparando el escenario para que en la segunda vuelta gane el populista trasnochado (el “peje francés”) François Hollande. Y el escenario para que este populista gane es muy claro, cuando de acuerdo a las encuestas, el 80% de los franceses culpan de la crisis a la globalización y al capitalismo (como se parecen los franceses en este punto a los electores de izquierda latinoamericanos, al “perfecto idiota latinoamericano”, como dirían Montaner y Vargas Llosa).

En Holanda a su vez, con la dimisión del parlamento (al frente el primer ministro Mark Rute) ha aparecido la incertidumbre y la izquierda podría imponerse nuevamente (se tendrán que adelantar las elecciones), con su líder el socialista Emile Roemer.

Si Obama se reelige en EU, y se suma el escenario de que los populistas tomen el poder en Europa, seremos testigos de cómo el keynesianismo y el estatismo avancen en el mundo. Seríamos testigos de un retroceso en distintas libertades económicas esenciales. Y lo peor, Seríamos testigos de cómo se genera el prefecto escenario de la estanflación (inflación con estancamiento económico), veríamos a gobiernos irresponsables que, lejos de ajustar y corregir los deteriorados balances fiscales (por cierto, Holanda se había comportado decentemente en materia fiscal, pero ahora las auditorías arrojan resultados financieros escandalosos, por el rescate del gobierno a distintos bancos holandeses, tanto así que el parlamento tuvo que dimitir), desean a toda costa “impulsar” el crecimiento vía la inyección de más recursos fiscales y monetarios. Vaya, los izquierdistas como Hollande, ya han declarado que de ganar la presidencia, presionarán al Banco Central Europeo para que sea más laxo en los rescates a los países quebrados como Grecia y España. Buscan ponerse en contra de los llamados a la austeridad de la canciller alemana Merkel.

Ese es el grave problema de las crisis financieras, la gente se confunde, y no discrimina bien entre causas y consecuencias. Lo mismo con mucho de los analistas. Creen que la supuesta austeridad (en varios países europeos, el gasto ha sido muy laxo y poco recortado, contrario a lo que se piensa a nivel popular), es la causa del estancamiento económico. No entienden que luego de gastar en exceso, es necesario “apretarse el cinturón” y comenzar a hacer recortes presupuestales. No entienden que las leyes laborales europeas son muy rígidas para incentivar a la generación de empleos, y por tanto hay que flexibilizarlas y hacer más fácil contratar y despedir. Gastar menos, bajar impuestos y hacer reformas laborales son la clave para preparar el escenario que detone nuevamente el crecimiento económico. Los izquierdistas europeos creen lo contrario, que hay que gastar más, que no se requieren reformas laborales y sobre todo, creen que la salida es imponer impuestos más altos a los más ricos (su mentalidad marxista se impone).

Finalmente, a los mitos del izquierdismo europeo, hay que agregarle el del comercio internacional. Creen que la salida a la crisis también pasa por “activar el mercado interno” y ello significa imponer mayores aranceles y trabas para comerciar con el resto del mundo. El proteccionismo comercial es pues la salida según los izquierdistas. Ignoran que lo peor que se puede hacer en una recesión es disminuir el intercambio con el resto del mundo. El proteccionismo comercial no estimula la creación de empleos, como falsamente creen los izquierdistas. El proteccionismo comercial sólo protege el interés de unos cuantos productores, en detrimento del bienestar de millones de consumidores. El proteccionismo comercial destruye empleos e impide crear otros potenciales. El proteccionismo comercial sólo lleva a guerras comerciales en donde todos pierden.

La verdad es que si se impone la izquierda populista europea, será mejor que países como Alemania piensen seriamente en salirse de la zona euro y no pagar los platos rotos como los populistas desean hacerlo. Si quieren los populistas regresar al subdesarrollo allá ellos y los electores que los eligen, pero los países con mayor vocación libertaria, definitivo, no deben dejarse contagiar por sus pares populistas.

Con razón Becker y Friedman señalaban que en ausencia de zonas monetarias óptimas, la moneda única es un experimento colectivista más, que no permite distinguir a los buenos gobiernos de los malos y siempre terminará mal.

En fin, esperemos en México no contagiarnos del populismo que acecha a Europa, pues ya en el pasado lo pagamos muy caro. Por lo pronto celebro que el Banco de México se comportara seriamente y no bajara las tasas de interés -aún hay riesgos inflacionarios- como usualmente lo desean los gobiernos en épocas electorales.

Comentario al margen
Si vamos a arrestar a algún mexicano por actos de corrupción, entonces casi toda la Población Económicamente Activa, sería encarcelada. Lo anterior lo afirmo por el reciente caso de corrupción que involucra a las tiendas Walmart. Y es que las leyes, normas y reglamentos en México actúan seriamente contra la generación de riqueza, en especial en la zona centro de país. Los empresarios tienen que actuar contra las leyes estatistas que se imponen para poder hacer negocios en México. Por eso no me sorprende que algunas trasnacionales se “tropicalicen” y caigan en las lamentables extorsiones de los gobiernos. Por lo pronto ya aparecieron los trasnochados socialistas y exigen que Walmart se vaya del país. Lo que es no entender cómo se genera la riqueza, y en ello la izquierda mexicana es experta, no genera empleos y sólo la obstaculiza.

• Populismo • Crisis europea

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus