VIERNES, 3 DE AGOSTO DE 2012
Increíble, ¡pero cierto!

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La combinación manipulaciones monetarias–irresponsabilidad fiscal es a la economía lo que la criptonita a Superman.”


Increíble lo que está pasando en muchos países, ¡que sí la deben!, con repercusiones en otras naciones, que no la deben, ¡pero que sí la pagan! Y lo es porque existe literatura suficiente -en torno a la teoría Mises - Hayek del ciclo económico- que explica lo que sucede cuando los gobiernos hacen lo que muchos gobiernos hicieron en el pasado reciente, todo lo cual se puede resumir en manipulaciones monetarias (reducción artificial de la tasa de interés producto, no de un aumento en el ahorro, y por lo tanto de la oferta de crédito, sino de la emisión primaria de dinero) combinadas con irresponsabilidad fiscal (contratación de deuda usada, no de manera productiva, capaz de generar ingresos con los cuales liquidarla, sino de manera improductiva, incapaz de generar los recursos necesarios para irla pagando), combinación que es, a la economía, lo que la criptonita a Superman: debilita, pudiendo llegar a matar.

¿No estoy exagerando al afirmar que la combinación manipulaciones monetarias – irresponsabilidad fiscal es a la economía lo que la criptonita a Superman, que lo debilita pudiendo llegar a matarlo? Veamos lo que está sucediendo, por ejemplo, en Grecia, con los griegos teniendo que hacer lo que se pueda en un entorno económico entre débil y moribundo, con todo lo que ello supone de involución en el nivel de bienestar, de frustración de las expectativas, de incertidumbre con relación al futuro, de angustia y desesperación, todo ello consecuencia ¿de qué? ¿De un fenómeno natural -terremoto, inundación, incendio, tornado, plaga, etc.- ante el cual no queda otra opción más que la de apechugar y seguir adelante, sin poder señalar a nadie como el responsable? Tantas calamidades económicas, ¿consecuencia de qué?

Claro que puede haber crisis económicas producto de fenómenos naturales -por ejemplo: plagas que ocasionan hambrunas-, pero la pregunta es si la actual crisis económica tiene su razón de ser en algún fenómeno natural y la respuesta es que no. Esta crisis no es consecuencia de la casualidad, sino de la causalidad, y esa causa se encuentra en la combinación manipulaciones monetarias – irresponsabilidad fiscal, tal y como lo demuestran, algunos entre otros, los siguientes textos: La miseria del intervencionismo, de Axel Kaiser; Meltdown, de Thomas Woods; Financial Fiasco, de Johan Norberg, tres de los textos que hay que leer para, en la tradición de la teoría Mises-Hayek del ciclo económico, entender lo que está pasando y, muy importante, comprender por qué muy probablemente volverá a suceder, lo cual será el colmo de los colmos.

Lo primero que se tiene que hacer, para evitar este tipo de desgracias económicas en el fututo, es armar los planes de estudio de las escuelas y facultades de economía en torno a la Escuela Austriaca de Economía, a cuya tradición pertenece la teoría Mises-Hayek del ciclo económico, algo que, salvo excepciones, no se va a hacer, y no se va a hacer porque no les conviene a los políticos, quienes, gracias a la combinación manipulaciones monetarias – irresponsabilidad fiscal, pueden actuar imprudentemente y, lo peor, impunemente.

• Crisis / Economía internacional • Escuela Austriaca • Crisis europea

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus