MIÉRCOLES, 28 DE NOVIEMBRE DE 2012
MIST

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿La economía mexicana será en los próximos años una de las de mayor crecimiento a nivel mundial?”


MIST es el acrónimo formado por las siguientes palabras: México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía, y al caer en la cuenta no podemos dejar de pensar en este otro; BRIC, formado de estas palabras: Brasil, Rusia, India y China. Ayer fue (¿seguirá siéndolo?) el BRIC y mañana será (¿llegará a serlo?) el MIST. ¿De qué estoy hablando? De los países que, según algunos expertos, comenzando por Jim O´Neill, presentarán el mayor potencial de crecimiento económico en los próximos años. O´Neill, economista de Goldman & Sachs, en el ya lejano 2001 acuñó el acrónimo BRIC, para referirse a los que él consideraba los países que, en los próximos años, es decir, los once que ya pasaron de aquel entonces a la fecha, iban a presentar el mayor potencial de crecimiento, mismo que parece haberse agotado, y que según el mismo O´Neill en los próximos años pertenecerá al MIST.

Para no hacer el cuento largo: lo que O´Neill afirma es que, junto con la de los otros tres países mencionados, la economía mexicana será, en los próximos años, una de las de mayor crecimiento a nivel mundial, y ojalá que la voz se le haga de profeta a O´Neill, pero por lo pronto permítanme ser escéptico, y presentar razones para ello. Suponiendo que este año la producción de bienes y servicios en México crezca, -tal y como se señala en la Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, correspondiente a octubre pasado (la última con la que contamos hasta el momento)-, al 3.9 por ciento, el crecimiento promedio anual a lo largo de los primeros doce años de este siglo XXI habrá sido del 2.1 por ciento, lo cual solamente se puede calificar con una única palabra: mediocridad. Según la encuesta citada, la proyección de crecimiento para 2013 es de 3.6 por ciento, menor que la proyectada para este 2012, el ya citado 3.9 por ciento.

¿Se puede elevar la tasa de crecimiento del PIB? Se puede y, frente a la mitad de los mexicanos sobreviviendo en la pobreza, ¡se debe! Entonces, si se debe, ¡y además se puede!, ¿por qué no se ha hecho? Por tres razones: 1) la ignorancia, en materia de economía, de buena partes de nuestros legisladores; 2) los prejuicios, de buena parte de nuestros legisladores, en contra de lo privado y no digamos si, además de ser privado, es extranjero; 3) los intereses pecuniarios, de quienes detentan algún tipo de poder monopólico o posición dominante en su mercado, y a quienes los cambios a favor de un mayor crecimiento no les conviene, ya que todo ello pasa por abrir todos los sectores de la actividad económica, y todos los mercados de la economía, a todo aquel, nacional o extranjero, que quiera y pueda participar, garantizando la mayor competencia posible, algo que muchos legisladores no comprende, algo que para muchos otros resultaría un error.

¿Se puede creer más? Sí. ¿Qué falta? Las reformas estructurales, señalando que con la laboral no basta.

• Reformas estructurales • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus