Pesos y contrapesos
Dic 28, 2012
Arturo Damm

2013, ¿qué esperar? (II)

Suponiendo que las proyecciones resulten acertadas, el 2013 será un año muy parecido al 2012, pero con una tendencia hacia un crecimiento menor y una menor creación de empleos.

¿Qué esperar, en materia de economía, en el 2013? Para responder podemos recurrir a la Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, que mes tras mes levanta y publica el Banco de México, y cuya edición de diciembre ya está disponible, y en la cual podemos consultar las proyecciones para el 2012 y el 2013, centrando la atención en las cinco variables cuyo comportamiento muestra de mejor manera la condición general de una economía: 1) la producción de bienes y servicios y, con ella, la generación de ingreso, el Producto Interno Bruto; 2) la inflación, medida por el índice de precios al consumidor; 3) la tasa de interés, Cetes a 28 días, al final del año; 4) el tipo de cambio peso – dólar, al final del año; 5) la creación neta de nuevos empleos en el sector formal de la economía. Comparto los datos.

Los economistas encuestados por el Banco de México proyectan, para 2012, un crecimiento del PIB del 3.87 por ciento, y del 3.45 para el 2013. En materia de inflación la proyección para el 2012 es del 4.00 por ciento, y del 3.69 para el 2013. En lo que toca a la tasa de interés, actualmente[1] está en 3.93 por ciento y la proyección para finales del 2013 es de 4.53 puntos porcentuales. En lo que respecta al tipo de cambio el mismo se ubica hoy en $12.98 y la proyección para finales del 2013 es de $13.15. Por último, en lo referente a la creación de empleos, en el sector formal de la economía, tenemos que de enero a octubre se crearon 832,073 nuevos empleos y que la proyección para el 2013 es de 604,000 nuevos empleos, netos, en el sector formal de la actividad económica.

Suponiendo que las proyecciones resulten acertadas el 2013 será, en materia de economía, un año muy parecido al 2012, lo cual, al no preverse un deterioro significativo en el comportamiento de las variables consideradas, resulta positivo, de la misma manera que, al no preverse una mejora, mucho menos significativa, en dicho comportamiento, resulta negativo. En pocas palabras: bien porque no se prevén  retrocesos significativos, mal porque no se prevén avances importantes, todo ello en el marco de una tendencia que apunta en la dirección equivocada, la de un menor crecimiento en la producción de bienes y servicios (que, según las proyecciones, pasará del 3.87 al 3.45 por ciento), y por ello la de una menor generación de ingreso (lo cual, en un país con la mitad de la población sobreviviendo en la pobreza es preocupante), todo ello combinado con una menor creación de empleos en el sector formal de la actividad económica (que, supuestamente, pasará de por lo menos 832,073 a solamente 604,000).

Suponiendo que las proyecciones resulten acertadas, el 2013 será, en todo lo relacionado con la actividad económica, un año muy parecido al 2012, pero con una tendencia hacia un crecimiento menor y una menor creación de empleos, tendencia preocupante que deberá revertirse.

Continuará.



[1] Escribo este artículo el 21 de diciembre,  restando la subasta primaria del lunes 24.


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental