Pesos y contrapesos
Feb 20, 2013
Arturo Damm

Informalidad (I)

El común denominador de todos estos trabajadores es la vulnerabilidad laboral que padecen y/o la fragilidad laboral que soportan.

Con la publicación de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, correspondiente al cuarto trimestre del 2012, nos enteramos que el 59.9 por ciento de la población ocupada, 28 millones 867 mil 037 personas, se encontraba en la situación que el INEGI llama informalidad laboral, compuesta por quienes trabajan en el sector informal de la actividad económica; más quienes realizan algún trabajo doméstico remunerado; más quienes trabajan en empresas, gobierno o instituciones sin recibir la protección de la seguridad social; más quienes se ocupan, por cuenta propia, en la agricultura de subsistencia. El común denominador de todos estos trabajadores es la vulnerabilidad laboral que padecen dada la naturaleza de la unidad económica en la que trabajan (por ejemplo: empresas no constituidas formalmente) y/o la fragilidad laboral que soportan dado que la dependencia patrón - asalariado no es reconocida por la unidad económica en la que trabajan (por ejemplo: el servicio doméstico).

En situación de informalidad laboral se encontraban, en el cuarto trimestre del 2012, 28 millones 867 mil 037 personas, equivalente al 59.9 por ciento de la población ocupada, lo cual dio como resultado una baja, ya que el porcentaje de informalidad laboral durante el cuarto trimestre del 2011 fue del 60.2 de la población ocupada, lo cual equivalió, en aquel entonces, a 28 millones 797 mil 305 personas.

Lo primero que hay que tener presente, al tocar el tema de la informalidad en México, es que, y cito directamente del comunicado del INEGI, “la Organización Internacional del Trabajo dio a conocer de manera oficial el pasado 31 de octubre de 2012, su manual para la medición del empleo informal: ‘Measuring Informality: a Statistical Manual of the informal sector and informal employment’, mismo que reconoce a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo como una encuesta que capta la información necesaria para generar datos de una medición ampliada de la informalidad, de la cual la ocupación en el sector informal es una parte constitutiva. Así el pasado 11 de diciembre, el INEGI dio a conocer la nueva medición del trabajo informal en México, que viene a complementar la publicación de la ocupación en el sector informal, que el Instituto difunde desde el inicio de la ENOE en el año 2005. En virtud de lo anterior, a partir de la información del mes de noviembre de 2012, se agregó a los resultados de la ENOE, los datos de la informalidad laboral, que representa la medición de la informalidad ampliada en el país”.

Lo anterior quiere decir que, hasta octubre del 2012, el INEGI reportó, relacionado con el tema de la informalidad, solamente a quienes trabajaban en el sector informal, y que a partir de noviembre reporta a quienes están en condición de informalidad laboral, que resulta de sumarle, a quienes trabajan en el sector informal, a quienes realizan algún trabajo doméstico remunerado, a quienes trabajan en empresas, gobierno o instituciones sin recibir la protección de la seguridad social, y a quienes se ocupan por cuenta propia en la agricultura de subsistencia.

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica