JUEVES, 21 DE MARZO DE 2013
2012: Oferta y demanda agregadas

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Arturo Damm







“El progreso económico de un país debe medirse a nivel de la economía familiar, nivel al cual lo que importa son tres variables: empleo, ingreso y consumo.”


En el 2012, por el lado de la oferta agregada, compuesta de la producción interna de bienes y servicios, el PIB, más la importación de mercancías, el resultado fue un crecimiento, comparado con 2011, del 4.0 por ciento: 3.9 por ciento el PIB y 4.1 por ciento las importaciones. ¿Cuál fue el resultado en 2011? Crecimiento del PIB del 3.9 por ciento, de las importaciones del 7.1 por ciento, de la oferta agregada del 4.7 por ciento. ¿Resultado del 2012? Mismo crecimiento del PIB (mal, debería de haber sido mayor), y menor crecimiento de las importaciones (mal, también debería haber sido mayor).

Por el lado de la demanda agregada, compuesta por el consumo de las familias, más las inversiones de las empresas en formación bruta de capital fijo (instalaciones, maquinaria, equipo, etc.), más el gasto del gobierno, más las exportaciones de bienes y servicios, los resultados fueron: consumo de las familias, creció  3.3 por ciento; formación bruta de capital fijo, avanzó 5.9 por ciento; gasto del gobierno, aumentó 1.5 por ciento; exportaciones resultaron 4.6 por ciento mayores que en 2011, todo lo cual dio como resultado un incremento en la demanda agregada del 4.0 por ciento. ¿Cuáles fueron los resultados en 2011? El consumo familiar creció 4.4 por ciento; la formación bruta de capital fijo avanzó 8.1 por ciento; el gasto del gobierno aumentó 2.1 por ciento, y las exportaciones resultaron 7.5 por ciento mayores que en 2010, por lo que la demanda agregada en 2011 creció 4.7 por ciento. ¿Resultado del 2012? Menor crecimiento en todos los componentes de la demanda agregada (mal, deberían haber sido mayores).

Centro la atención, para empezar, en el consumo de las familias, y lo hago convencido de que el progreso económico de un país debe medirse a nivel de la economía familiar, nivel al cual lo que importa son tres variables: empleo, ingreso y consumo, variables cuya tendencia debe ser, ¡obviamente!, a la alza, cosa que, con relación al consumo, no sucedió: en 2011 el consumo de las familias avanzó 4.4 por ciento y un año después, en 2012, lo hizo a una tasa menor, del 3.3 por ciento. ¿La buena noticia? El consumo familiar creció en 2012. ¿La mala? Creció menos que en 2011.

Paso del consumo familiar a la inversión fija bruta, ya que el crecimiento económico, del cual depende la producción de bienes y servicios, la creación de empleos, y la generación de ingresos, depende de la inversión directa, definida como todo gasto destinado a producir más, destino que es, precisamente, el de la inversión fija bruta en instalaciones, maquinaria y equipo, misma que en 2011 creció 8.1 por ciento y en 2012 solamente 5.9 por ciento. ¿La buena noticia? La inversión fija bruta aumentó en 2012. ¿La mala? Lo hizo a una tasa menor que en 2011.

¿Qué muestran estas cifras y estas tendencias? La necesidad de las reformas, de las cuales ya tenemos la laboral, faltando las que faltan, que deberán ser, ¡allí está el detalle!, las correctas.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus