Pesos y contrapesos
Abr 3, 2013
Arturo Damm

Expectativas, ¿Qué nos dicen? (I)

¿Cuáles son las expectativas para el 2013 y 2014?

El Banco de México publicó la Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, de marzo, misma que levantó entre 33 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado, nacional y extranjero, y que en materia de crecimiento de la producción, e inflación, para este 2013, arroja los siguientes resultados: crecimiento de la producción 3.46 por ciento, inflación 3.75 por ciento, lo cual significa, comparando con los resultados de la encuesta de febrero, una reducción en la expectativa de crecimiento, que en el segundo mes del año fue del 3.54 por ciento, y un aumento en la de inflación, que en febrero fue de 3.66 puntos porcentuales, lo cual apunta en la dirección equivocada: la expectativa deseable es mayor crecimiento y menor inflación.

¿Cuáles son las expectativas para el 2014? Crecimiento de la producción del 3.95 por ciento (3.97 en la encuesta de febrero) e inflación de 3.73 puntos porcentuales (3.62 en la encuesta de febrero), lo cual, de nueva cuenta, apunta en la dirección equivocada, ya que la expectativa deseable es mayor crecimiento y menor inflación.

Cierto: la disminución en la expectativa de crecimiento es marginal (de ocho centésimas de punto porcentual para el 2013 y de dos en el caso del 2014), como también lo es el aumento en la expectativa de inflación (de nueve centésimas de punto porcentual para el 2013 y de once en el caso del 2014), pero lo preocupante no es la magnitud del cambio sino el sentido de mismo: hacia un menor crecimiento de la producción de bienes y servicios, y hacia un mayor aumento de la inflación, lo cual, de cumplirse tales expectativas, nos mantendrá en una situación de bajo crecimiento con inflación elevada, todo ello con relación a lo que, en tales materias, deberíamos lograr: inflación no mayor al 2 por ciento anual (el Banco de México debe ser más estricto a la hora de fijar la meta de inflación, que actualmente es del 3 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error), con crecimiento de la producción no menor al 5 por ciento anual (para lo cual hay que elevar la competitividad de la economía mexicana, de tal manera que se vuelva más atractiva para las inversiones directas, sin las cuales no hay crecimiento).

Consecuencia del menor crecimiento esperado en la producción, se espera que en 2013 la tasa de desempleo sea del 4.80 por ciento de la población económicamente activa (4.73 en la encuesta de febrero) y que baje a 4.49 puntos porcentuales en 2014 (4.45 en la encuesta de febrero), con una creación de empleos, en el sector formal de la economía, de 629 mil en 2013 (646 mil en la encuesta de febrero) y de 685 mil en 2014 (696 mil en la encuesta de febrero).

En pocas palabas: en marzo, con relación a febrero, se esperó menor crecimiento de la producción (malo), menor creación de empleos formales (malo), mayor tasa de desempleo abierto (malo), y mayor inflación (malo).

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante