LUNES, 22 DE JULIO DE 2013
Ingresos 2012

¿Usted apoya la revocación de mandato para el Presidente de la República y los gobernadores?
No
No sé



“Ideologías hay varias, ciencia económica solo una, cuyas leyes, como la de gravedad, funcionan en todo el mundo, no seguirlas genera miseria y escasez.”
Luis Pazos

Arturo Damm







“Usted, lector, ¿cuál cree que sea el problema: desigualdad o pobreza?”


Según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2012, dada a conocer por el INEGI la semana pasada, el ingreso promedio mensual total por persona, el año pasado, fue de 3,434.68 pesos (calculado en pesos constantes del 2012 para poder comparar), ingreso que resultó 6.7 por ciento mayor que el del 2010 (el INEGI levanta la encuesta cada dos años, en pares), pero 3.8 por ciento menor que el del 2008, antes de la recesión del 2009, lo cual quiere decir que, si por recuperación hay que entender “volver a estar como estábamos antes de la recesión”, en materia de ingreso, con todo lo que ello supone, desde capacidad de compra (de la cual depende el nivel de bienestar hoy), hasta posibilidad para ahorrar (de la cual depende un mayor nivel de bienestar mañana), la recuperación sigue pendiente.

Los 3,434.68 pesos son, hay que tenerlo presente, el ingreso promedio mensual total por persona, lo cual quiere decir que si en 2012 se hubiera dividido el ingreso generado por todos los mexicanos entre todos los mexicanos, nos hubieran tocado 3,434.68 pesos mensuales, mismos que equivalen a 112.61 pesos diarios o 41,216.16 anuales, cifras que nos dan una idea del problema que, en materia de ingresos, enfrentamos en México. ¿Qué capacidad de consumo (¡de la cual depende el nivel de bienestar hoy!) se tiene con 112.61 pesos diarios? ¿Qué posibilidad de ahorro (¡de la cual depende un mayor nivel de bienestar mañana!), se logra con la disposición de 112.61 pesos al día?

Los ya mentados 3,434.68 pesos son el ingreso promedio mensual total por persona, lo cual quiere decir que hubo quien generó más ingreso, y también que hubo quien generó menos. Vámonos a los extremos. El ingreso promedio mensual total del 10 por ciento más pobre de la población fue de 630.36 pesos. En el otro extremo, el ingreso promedio mensual total del 10 por ciento más rico de la población fue de 11,982.25 pesos. En el punto medio (deciles V y VI), el ingreso promedio mensual total fue de 2,377.30 pesos. Lo anterior quiere decir que el 10 por ciento más rico generó (ojo: antes de tenerlo el ingreso hay que generarlo) 1,800 por ciento más ingreso que el 10 por ciento más pobre, lo cual dio como resultado un coeficiente de Gini de 0.440 (dicho coeficiente mide la desigualdad en materia de ingreso: si el valor es cero, entonces hay igualdad perfecta, por lo que todos tienen la misma cantidad; si el valor es uno, entonces hay perfecta desigualdad, por lo que uno concentra todo el ingreso).

Dicho lo anterior, ¿cuál es el problema? El que el 10 por ciento más rico de la población genere 1,800 por ciento más ingreso que el 10 por ciento más pobre, o que ese 10 por ciento, el más pobre, no sea capaz de generar, independientemente de cuánto generen los demás, ingreso suficiente para satisfacer correctamente sus necesidades? Usted, lector, ¿cuál cree que sea el problema: desigualdad o pobreza?

• Pobreza y desigualdad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus