JUEVES, 29 DE AGOSTO DE 2013
Qué hacer para crecer

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Sin las reformas estructurales debidamente implementadas, no lograremos aumentar sustancialmente la inversión, el empleo y el crecimiento económico.”


Uno de los objetivos de un gobierno es crear las condiciones para un mayor crecimiento económico; pero en un afán de lograrlo muchos gobernantes, como pasó en Grecia, España y otros países europeos, toman caminos equivocados en los que sale peor el remedio que la enfermedad. Para evitar que esto suceda en México, es importante identificar las causas del porqué de los bajos crecimientos en un país.

En México hay preocupación porque de un crecimiento esperado del más del 3%, ahora la expectativa es menor al 2%. Algunos analistas le atribuyen esa baja a que el gasto gubernamental se redujo en términos reales. Si aceptamos esa premisa, la solución sería que el gobierno gastará más.

El mayor gasto público solo tiene efectos transitorios y beneficia únicamente a los destinatarios de ese gasto, pero sus efectos colaterales son a mediano plazo, como sucedió en Europa, un crecimiento menor o caer en una recesión.

La expectativa de menor crecimiento en el mundo, principalmente en Europa y los Estados Unidos, influyó en un menor crecimiento de México; sin embargo, la principal causa es la falta de condiciones para estimular una mayor inversión nacional y extranjera en México. China, a pesar del bajo crecimiento mundial, del cual depende gran parte su economía, todavía crecerá este año a niveles de 8% porque sigue siendo el país emergente que más inversión extranjera recibe. En el 2012 recibió 111.7 miles de millones de dólares; mientras México sólo 12.7, aunque repuntó en el primer semestre del 2013. Este año los chinos esperan recibir 120 mil millones, 7.4% más que el año anterior, mientras México, 24 mil millones, el doble que en 2012, pero 5 veces menos que China.

Para aumentar la inversión en México es fundamental cambiar la legislación energética, fiscal y terminar de flexibilizar las leyes laborales, de tal forma que podamos competir con Brasil, Colombia, Perú, Europa del Este, China y demás países asiáticos, para captar una mayor cantidad de inversión extranjera directa, que estimule estructuralmente el crecimiento.

Sin las reformas estructurales debidamente implementadas, como las describo en el libro Reformas Estructurales, no lograremos aumentar sustancialmente la inversión, el empleo y el crecimiento económico.

• Empleo • Reformas estructurales • Problemas económicos de México • Reforma energética

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus