MIÉRCOLES, 22 DE ENERO DE 2014
¿Se pinta o lo pintamos?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Usted, lector, ¿cómo pintará este 2014?”


Llama la atención la pregunta que, sobre todo por estas fechas, se nos hace a los economistas: ¿Cómo pinta, en materia económica, el año que comienza?, pregunta que parte del supuesto, ¡falso!, de que el año se pinta solo, y que ante ello nos encontramos, más o menos, a la expectativa, y por ello la pregunta: ¿Cómo pinta el año nuevo?, pregunta a la cual respondo con esta otra: ¿Cómo vamos a pintar, cada quien, el año que inicia?, todo lo cual depende de la brocha, la pintura y la habilidad de cada quien para pintar, lo cual quiere decir que el 2014 “pintará”, como lo hicieron todos los año anteriores, de muchas y muy distintas maneras. Para algunos será bueno, para otros regular, y para otros más resultará malo, dependiendo todo ello de lo ya dicho: brocha, pintura y habilidad.

 

Cada uno comienza el año con una determinada brocha, con una determinada cantidad de pintura, y con ciertas habilidades en el uso de la pintura y la brocha, y si no nos ocupamos por conseguir mejores brochas y más pintura, y por mejorar nuestras habilidades en todo lo concerniente a su uso, difícilmente conseguiremos pintar mejor, y los resultados serán, más o menos, los que fueron en el pasado.

 

Lo expresado en el párrafo anterior, poniendo al acto de pintar como ejemplo didáctico de la actividad económica, quiere decir que una tarea permanente de los agentes económicos, comenzando por aquellos que actúan en el campo de la producción de bienes y servicios, debe ser la mejora en materia de productividad, definida como la capacidad para hacer más con menos (dimensión cuantitativa de la productividad) y/o para hacer lo que se hace de mejor manera (dimensión cualitativa de la productividad), aumentos en la productividad sin los cuales no hay manera de lograr mayor progreso económico, aumentos en la productividad que no se dan por si solos (el año no se pinta a sí mismo), debiendo ser el resultado de la acción humana (nosotros pintamos al año), y por lo tanto de la decisión (sí lo voy a hacer) y la elección (lo voy a hacer de esta manera y no de aquella otra).

 

Insisto en el punto. Para lograr mejores resultados en materia de economía no basta con seguir produciendo (sin bien es cierto que la producción no es la única actividad económica, también lo es que sin ella todas las otras –por ejemplo: el consumo– resultan imposibles –por ejemplo: no se puede consumir lo que previamente no se ha producido–), debiéndose de producir cada vez mejor, lo cual supone una de tres: 1) producir de mejor manera lo que ya se produce; 2) producir de igual manera algo mejor; 3) producir de mejor manera algo mejor, en donde producir de mejor manera quiere decir a menor costo y producir algo mejor quiere decir que se trata de algún bien o servicio que satisface de mejor manera alguna necesidad, gusto, deseo o capricho.

 

Usted, lector, ¿cómo pintará este 2014?

 

• Productividad / Competitividad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus