LUNES, 10 DE MARZO DE 2014
La economía, un asunto de incentivos

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Cuando los gobiernos invaden la esfera del sector privado, lo único que logran es debilitar al Estado de Derecho, y entonces el marco jurídico se vuelve endeble y el país se convierte en un paraíso para los criminales.”


Hace unas décadas, cuando los vehículos no incluían el llamado cinturón de seguridad, los accidentes en carreteras eran muy pocos, pero la tasa de mortalidad en dichos eventos era muy alta. Luego, cuando los gobiernos decidieron que debía ser obligatorio el uso del cinturón de seguridad en cualquier automóvil, ocurrió lo contrario; el número de vehículos accidentados aumentó de manera impresionante, pero la tasa de mortalidad en dichos eventos disminuyó sensiblemente. Las personas se cuidan más cuando saben que su conducta puede ser desastrosa; caso contario, las personas se cuidan menos cuando saben que alguien los salvará o rescatará, en particular si se trata del gobierno. ¿Por qué traigo esto colación? Porque la economía es una ciencia que estudia los incentivos que mueven al ser humano para tomar decisiones y asignar recursos escasos y que tienen uso alternativo.

En días recientes algunos periodistas se preguntan lo siguiente:

¿Por qué han aumentado los llamados grupos de autodefensa? La ausencia de un Estado de Derecho pleno incentiva a que las personas se hagan justicia por propia mano; así, los grupos autodefensa han superado al ejército y la marina y han logrado expulsar a los criminales (ya luego con la ayuda del mismo ejército y la marina), al menos en el estado de Michoacán. Cuando el Estado de Derecho falla y no se imparte justicia de manera justa, los particulares tienen todos los incentivos del mundo para rebelarse y sustituir a la autoridad. Así de lamentable es un estado fallido.

¿Por qué hay tanta corrupción en México? La corrupción no es la causa del atraso económico de México, la corrupción es más bien el efecto de un arreglo institucional ineficiente, lleno de burocracia y regulaciones hacia el sector privado, lo que incentiva a las personas a dar “mordida” o caerse con la “del puebla” para agilizar trámites absurdos ante los burócratas. Las leyes mexicanas se “interpretan” al estilo más discrecional de los burócratas, por tanto el sector privado actúa en el mismo sentido, estimulando la corrupción. La corrupción no es un problema “cultural” del mexicano, basta con ver como los mismos mexicanos se comportan en las naciones desarrolladas. Se comportan bien, pues saben que si no se les aplicará la ley. Todo lo contrario cuando regresan a México.

El caso de la empresa Oceanografía, Banamex y Pemex retrata lo anterior. Leyes a discreción, empresas manejadas por burócratas ineficientes, particulares coludidos con políticos del más alto poder, sólo engendran el caldo de cultivo de los fraudes millonarios. Otra vez, un asunto de incentivos.

¿Por qué el gobierno está feliz con su nefasta “reforma” fiscal? Sencillo, porque a sus intereses conviene, mayores recursos y transferencias al gobierno sin rendir cuenta alguna, en especial en los estados y municipios. El grave problema de los mayores impuestos gubernamentales es que incentivarán a que en el corto plazo los particulares no tengan incentivos para ahorrar, invertir y trabajar. El mayor error de Peña Nieto es haber negociado con la izquierda el paquete de impuestos; la izquierda mexicana sigue peligrosamente pensando que los capitalistas son los enemigos a vencer, que sólo el Estado puede hacer frente a la pobreza y desigualdad. Viles mentiras que sólo llevan a las naciones a la quiebra. Ahora nos dicen que ese paquete de robo y saqueo fiscal no cambiará por el resto del sexenio. Pobres mexicanos con dichos incentivos fiscales tan perversos y un podrido Estado de Derecho. 

¿Por qué las empresas y órganos de gobierno declaran al IMSS y al ISSSTE salarios menores de lo que sus trabajadores realmente perciben? Porque si no lo hicieran varias organizaciones empresariales y de gobierno estarían en la quiebra. El paternalismo mexicano de querer dar a todos vivienda, salud y seguridad social (de la cuna a la tumba), hace que las contribuciones empresariales sean demasiado altas. La gran mayoría de las empresas medianas y pequeñas estarían fuera del mercado si declarasen todo lo que el fisco requiere, en particular en materia de cotizaciones de salarios para lo “social”. ¿Corrupción de particulares? Sin lugar a dudas, pero no olvidar la causa, las absurdas, abusivas, estatistas y populistas leyes mexicanas. Otra vez, los incentivos cuentan. Y lo peor, en el caso de las dependencias de gobierno, buena parte de los salarios no declarados van a parar a los sindicatos corruptos. Así, los sindicatos lejos de defender a sus trabajadores, se convierten en parte del saqueo.

¿Por qué las empresas de gobierno pierden dinero? No hay paraestatal en México que no pierda dinero y ello se debe nuevamente a los incentivos económicos. Cualquier empresa privada que no se maneje con prudencia económica quiebra. Cualquier empresa gubernamental que no se maneje con prudencia económica NO quiebra, simplemente sus pérdidas son cubiertas con dinero de los contribuyentes y así puede vivir durante décadas hasta que alguna crisis fiscal alcance al gobierno. Es el caso de empresas como PEMEX y CFE. Una verdadera tragedia de incentivos perversos para los mexicanos.

¿Por qué crece el crimen organizado? Por una sencilla razón, el gobierno mexicano se distrae de sus tareas esenciales al hacerla de “médico”, “maestro”, “petrolero”, “gasero”, “gasolinero”, “electricista” y hasta la quiere hacer de “nana”. Cuando los gobiernos invaden la esfera del sector privado, lo único que logran es debilitar al Estado de Derecho, y entonces el marco jurídico se vuelve endeble y el país se convierte en un paraíso para los criminales. El crimen SÍ paga en un país del tercer mundo cuyo gobierno paternalista quiere ser megaempresario.

Hay otras preguntas en el tintero amigo lector, pero por razones de espacio y tiempo aquí le dejo algunas reflexiones para en el futuro exigir cambios a los nefastos incentivos que mueven al gobierno mexicano. Sin lugar a dudas, la economía es un asunto de incentivos.

• Cultura económica • Problemas económicos de México • Corrupción

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus