MIÉRCOLES, 23 DE ABRIL DE 2014
Sí, monedas de oro

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“¿Cuál es el primer paso para contar con dinero sano y fuerte, que preserve el poder adquisitivo de consumidores y, sobre todo, de ahorradores? Disponer de dinero con valor intrínseco, y ese valor lo proporciona, de manera eficaz, el oro y/o la plata.”


El encabezado de mi cuenta de twitter son monedas de oro, y no ha faltado quien ha dicho que ello me pinta de cuerpo entero: materialista, pensando sólo en el dinero, ¡economista tenía que ser!, y demás expresiones por el estilo. ¿¡Cómo se le ocurre a alguien poner, como encabezado en su cuenta de twitter, imágenes de dinero!?

A ver, el dinero, ¿es un mal o un bien? ¿Es un mal necesario o un bien indispensable? Para responder imaginemos qué pasaría si, por arte de magia, el dinero desapareciera: no más billetes, no más monedas, nada que hiciera las veces de medio de intercambio, de tal manera que los intercambios tendrían que realizarse por medio del trueque. Si así fuera, nuestro nivel de bienestar, que depende de la cantidad de bienes y servicios de los que podamos disponer, lo cual depende a su vez de la cantidad de intercambios que podamos realizar, ¿aumentaría, quedaría igual o se reduciría? Sin dinero, sin un medio de intercambio, la cantidad de intercambios que podríamos realizar se reduciría considerablemente, de tal manera que la cantidad de bienes y servicios de los que podríamos disponer también se reduciría considerablemente, lo cual aumentaría el grado de escasez que enfrentamos, lo cual tendría un efecto negativo sobre nuestro nivel de bienestar, que se reduciría considerablemente. ¿Cómo evitar esta serie de eventos negativos? Recurriendo al dinero, es decir, a un medio de intercambio generalmente aceptado como tal.

El dinero del que disponemos, ¿es el mejor posible? Es dinero fiduciario, sin valor intrínseco, sin respaldo de ningún tipo (malo). Además es ofrecido de manera monopólica por una entidad estatal, el Banco de México (malo). Para colmo de males es impuesto por ley, es decir: por la fuerza, como única moneda de curso legal (malo). Así las cosas, el dinero del que disponemos, ¿es el mejor posible?, ¿el que mejor preserva el poder adquisitivo de los consumidores y, sobre todo, de los ahorradores (siendo el ahorro el primer paso en el camino del progreso económico, ahorro que depende del poder adquisitivo del dinero ahorrado)? A los números me remito: la inflación acumulada de enero de 1971, año en el cual empezó a dispararse, a marzo de 2014, momento en el cual siguió siendo elevada, fue del 670,285.43 por ciento. Más números: en lo que va del siglo XXI, de enero 2001 a marzo 2014, la inflación acumulada fue del 75.88 por ciento, lo cual quiere decir que en trece años y tres meses nuestro dinero perdió tres cuartas partes de su poder adquisitivo, momento de preguntar (¿se trata de una pregunta absurda?), ¿quién nos quitó ese poder adquisitivo y con qué fin? ¿Quién?

¿Cuál es el primer paso para contar con dinero sano y fuerte, que preserve el poder adquisitivo de consumidores y, sobre todo, de ahorradores? Disponer de dinero con valor intrínseco, y ese valor lo proporciona, de manera eficaz, el oro y/o la plata. Sí, como las monedas que puse en el encabezado de mi cuenta de twitter.

• Inflación / Política monetaria • Moneda de plata

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus