MARTES, 29 DE ABRIL DE 2014
Bajo crecimiento

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Isaac Katz







“Ya serán 34 años con un crecimiento promedio muy bajo. Este no será el año del mexican moment. ”


El INEGI dio a conocer la semana pasada el Índice Global de Actividad Económica correspondiente al mes de febrero de este año. Con series ajustadas por estacionalidad, el IGAE aumento 0.54% respecto del mes de enero y un incremento de 1.7% respecto de febrero de 2013. ¿Buenas noticias? Sí, pero no tanto.

El incremento mensual (y por lo mismo también anual) fue impulsado por el sector primario; los otros sectores (secundario y terciario) siguen prácticamente estancados. Aquí las cifras. Con cifras ajustadas por estacionalidad, las tasas de crecimiento mensual de febrero fueron: primario 6.36%, secundario 0.28% y terciario 0.51%. Las tasas anuales de crecimiento fueron 11.8%, 0.7% y 1.9% respectivamente.

La muy buena evolución mostrada por el sector primario, particularmente la agricultura, es un fenómeno de una vez por todas. México llevaba varios años con una significativa sequía, lo cual deprimió la actividad agrícola (febrero de 2013 fue especialmente un mal mes). Las condiciones climáticas variaron significativamente en la segunda mitad del año pasado; los huracanes que azotaron el territorio nacional (principalmente Manuel) humedecieron la tierra y llenaron las presas. Este cambio es suficiente para explicar las buenas cosechas del ciclo agrícola otoño - invierno, principalmente de maíz y de frijol, y de ahí el notable crecimiento. Esto no se repetirá continuamente en los meses por venir.

En cuanto a los grandes sectores de actividad económica, estos siguen mostrando una significativa debilidad. El nivel de la actividad secundaria ha estado prácticamente estancado desde mediados de 2012 y no apunta para que, al menos en los próximos meses, muestre un mayor dinamismo particularmente derivado de la caída que ha experimentado el sector de la construcción, tanto residencial como de obras de infraestructura así como un débil crecimiento de la economía estadounidense. En el sector terciario, el relativamente bajo crecimiento se explica primordialmente por la caída en el consumo de bienes duraderos derivada del deterioro en las expectativas de los consumidores como resultado del muy bajo crecimiento de la economía el año pasado y de la reforma tributaria que redujo el ingreso familiar disponible, tanto en términos nominales como reales.

Las cifras de crecimiento del IGAE correspondientes a enero y febrero (1% y 1.7%) apuntan a que la economía crecerá en el primer trimestre una tasa menor al 2%. Imposible llegar a la tasa de 3.9% anual estimada por el gobierno. Otro año más en el cual el crecimiento de la economía será mediocre, tal vez 3% sino es que menos.

En este escenario no deja de ser preocupante el que la legislación secundaria de las reformas constitucionales, particularmente en telecomunicaciones y energética, no avance  en el Congreso. Aunque es cierto que es mejor tener buenas leyes aunque se tardé más tiempo que malas leyes aprobadas con premura, la economía no puede ser rehén de los políticos y de los partidos políticos. Sus pleitos internos le cuestan mucho a la sociedad por el PIB y el empleo que se dejaron de generar por no tener ya las reglas claras que fomenten la inversión.

Es también preocupante que el gobierno nos haya metido en una camisa de fuerza al haber establecido que el muy deficiente régimen tributario que se aprobó para este año no cambiara de aquí al final del sexenio, uno que no genera los incentivos correctos para la inversión y el crecimiento. Muchos recursos que el gobierno gastara pero con una muy baja productividad.

Ya serán 34 años con un crecimiento promedio muy bajo. Este no será el año del mexican moment.

• Reforma fiscal • Empleo • Problemas económicos de México • Productividad / Competitividad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus