Pesos y contrapesos
Abr 30, 2014
Arturo Damm

Trabajo

Mañana se conmemora el Día del Trabajo, trabajo que en México deja que desear, tanto por la cantidad, como por la calidad, del mismo.

Mañana se conmemora el Día del Trabajo, trabajo que en México deja que desear, tanto por la cantidad, como por la calidad, del mismo. No hay trabajo para todo el que lo busca, ni todos los trabajos son lo suficientemente productivos, es decir, capaces de generar un ingreso suficiente, entendiendo por tal aquel que alcanza para que el trabajador y sus dependientes económico satisfagan correctamente sus necesidades básicas, que son aquellas que, de quedar insatisfechas, atentan en contra de la salud o la vida del ser humano.

No hay trabajo para todo el que lo busca. Durante el primer trimestre de 2001 la tasa promedio mensual de desempleo abierto en México fue 2.88 por ciento de la población económicamente activa, formada por todos los hombres y mujeres, mayores de 14 años, que buscan trabajo: si lo encuentran se vuelven población ocupada; si no lo encuentran, y siguen buscando, son población desocupada. Cinco años después, a lo largo del primer trimestre de 2005, dicha tasa se ubicó en los 3.87 puntos porcentuales. Otros cinco años después, durante el primer trimestre de 2010, alcanzó 5.37 por ciento. ¿Qué paso a lo largo de los tres primeros meses de este 2014? La tasa promedio mensual de desempleo abierto fue 4.83 por ciento de la población económicamente activa, menos que la del 2010, pero superior a las de 2005 y 2001. Con altibajos a lo largo del camino, pero la tendencia a largo plazo en materia de desempleo es clara: a la alza.

Por lo general, el trabajo que hay no es lo suficientemente productivo, productividad que es un factor determinante para la fijación del salario: el patrón podrá pagar, ¡injustamente!, un salario por debajo de la productividad del trabajador, pero no puede pagar, mucho menos de manera sostenida, un salario mayor a la productividad del trabajador. ¿Cómo anda la productividad laboral en México? El comportamiento del Índice Global de Productividad Laboral, con base en las horas trabajadas, fue el que sigue: 2009, menos 4.4; 2010, 3.9; 2011, 1.6; 2012, 0.8; 2013, menos 0.3. Los números hablan por sí solos. El comportamiento del Índice Global de Productividad Laboral, con base en el personal ocupado, fue el que sigue: 2009, menos 5.1; 2010, 4.0; 2011, 1.7; 2012, 0.6; 2013, menos 0.2. Los números, de nueva cuenta, hablan por sí solos.

Además, para tener una idea más clara del mundo laboral, podemos considerar lo siguiente: en marzo pasado el porcentaje de población ocupada en situación de subocupación (dispuestos a trabajar más, pero sin la posibilidad de hacerlo) fue del 8.35 por ciento (7.79 en 2013); en condiciones críticas de ocupación (tiempo de trabajo y/o remuneraciones inadecuadas) fue del 12.22 por ciento (11.96 en 2013); en condiciones de informalidad laboral (aquellos que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, y aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo) fue del 58.42 por ciento (58.03 en 2013).

Esta es la realidad del trabajo en México.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los ciudadanos tienen el deber de mantener al gobierno, pero el gobierno no tiene el deber de mantener a los ciudadanos.

Grover Cleveland
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• El clima social en EU
Víctor Hugo Becerra
• Sumisión no es diplomacia
Arturo Damm
• Caprichos
Isaac Katz
• 188 años
Arturo Damm
• ¿Cambio de postura?