MIÉRCOLES, 11 DE JUNIO DE 2014
Reformas, ¿qué se espera? (I)

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué supone la meta del 5 por ciento en materia de crecimiento de la economía?”


El documento fundacional del gobierno de Peña Nieto fue el Pacto por México, integrado por los siguientes acuerdos entre los distintos partidos políticos: 1) Acuerdos para una sociedad de derechos y libertades; 2) Acuerdos para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad; 3)  Acuerdos para la seguridad y la justicia; 4) Acuerdos para la transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción; 5) Acuerdos para la gobernabilidad democrática, acuerdos de los que surgieron 95 compromisos, cuyo cumplimiento se considera indispensable para hacer de México, al menos desde el punto de vistas de quienes los acordaron, un mejor país.

Centro la atención en los acuerdos para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad, mismos que, como su nombre lo indica, tienen como objetivo lograr, uno: un mayor crecimiento de la economía, medido ese crecimiento por el aumento en la producción de bienes y servicios, y por ello en el aumento en la generación del ingreso; dos: la creación de más y mejores (más productivos) empleos, en el sector formal de la actividad económica; tres: el aumento en la competitividad de las empresas (competitividad que se define como la capacidad de ofrecer mercancías a menores precios, con mayor calidad, y con mejor servicio), para lo cual se requiere aumentar lo más posible la competencia, en todos los sectores de la actividad económica, y en todos los mercados de la economía. ¿Quién, en su sano juicio, puede oponerse a estos objetivos?

Con relación a los acuerdos para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad leemos en el texto del Pacto por México, entre otras cosas, que “la economía mexicana debe crecer por encima del 5 por ciento”, fijándose así la meta en la materia, meta a cuya consecución deben ayudar las reformas estructurales: la laboral, la de competencia, la financiera, la de telecomunicaciones, la energética (en la cual se tienen puestas grandes esperanzas) y la fiscal (que representó, no un avance, sino un retroceso, es decir, el fortalecimiento del engendro tributario que padecemos).

¿Qué supone la meta del 5 por ciento en materia de crecimiento de la economía, medido ese crecimiento por el aumento en la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, PIB? Para responder veamos cuál fue ese crecimiento en los primeros trece años del siglo XXI: 2001, menos 0.61 por ciento;  2002, 0.13; 2003, 1.42; 2004, 4.30; 2005, 3.03; 2006, 5.00, 2007, 3.15; 2008, 1.40; 2009 menos 4.70; 2010, 5.11; 2011, 4.04; 2012, 3.98; 2013, 1.07 por ciento. Promedio: 2.10 por ciento, cifra que nos da una idea de lo que supone esa meta del 5 por ciento. Un incremento, ¡sostenido!, en la tasa de crecimiento del PIB, del 138.1 por ciento. ¿Es creíble?

Continuará.

• Reformas estructurales • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus