Pesos y contrapesos
Jun 18, 2014
Arturo Damm

Persiste el "atorón" (II)

Si en términos mensualizados, entre enero y marzo pasados, el consumo privado creció, en promedio, 0.1 por ciento, ¿podemos afirmar que estamos superando el “atorón”?

El desempeño económico debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel cuatro son las variables más importantes: 1) trabajo; 2) ingreso; 3) consumo; 4) poder adquisitivo del dinero. De estas cuatro variables la que le da sentido a las demás es el consumo, definido como el disponer efectivamente del satisfactor (vaso con agua) para satisfacer la necesidad (sed), consumo que, en una economía basada en la división del trabajo (alguien más produjo el bien o servicio que necesito), presupone la compra del satisfactor (la botella con agua).

Así medido (por la compra de bienes y servicios), y llevando a cabo la medición en términos anualizados (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior), el consumo final (el gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, excluyendo las compras de viviendas u objetos valiosos) registró el siguiente crecimiento en el mes de marzo, último mes para el cual tenemos información: 2012 (antes del “atorón”), 4.5 por ciento; 2013 (en pleno “atorón”), menos 0.2 por ciento; 2014 (¿todavía en “atorón”?), 2.6 por ciento. En 2014 el consumo privado creció más que en 2013, bien, pero menos de lo que ya estaba creciendo en 2012, mal.

¿Qué pasó, también en términos anualizados, de enero a marzo pasados: en enero de 2014, comparado con enero de 2013, el consumo final creció 0.8 por ciento; en febrero de 2014, comparado con febrero de 2013, avanzó 1.5 por ciento, y en marzo pasado, comparado con marzo antepasado, creció 2.6 por ciento, sumándose así dos meses consecutivos de un crecimiento cada vez mayor del consumo privado, una de las principales variables para medir el desempeño de una economía. ¿Quiere esto decir que vamos bien, que vamos superando el “atorón”? No necesariamente, ¿por qué cuál es el resultado si, en vez de en términos anualizados, comparando cada mes con el mismo mes del año anterior, hacemos la comparación en términos mensualizados, comparando cada mes con el mes inmediatamente anterior?

Desde la perspectiva mensualizada estos fueron los resultados del crecimiento del consumo privado a lo largo del primer trimestre del año: enero, 0.6 por ciento; febrero, 1.1 por ciento; marzo, menos 1.5 por ciento. En febrero el consumo privado creció más que en enero, pero en marzo decreció, y a tal grado que lo ganado entre enero y febrero prácticamente se perdió en marzo: a lo largo del primer trimestre la tasa promedio de crecimiento mensual del consumo privado, en términos mensualizados, fue 0.1 por ciento.

Si en términos mensualizados, entre enero y marzo pasados, el consumo privado creció, en promedio, 0.1 por ciento, ¿podemos afirmar que estamos superando el “atorón”?

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• ¿Gatevirus contra Trump?
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa