LUNES, 8 DE SEPTIEMBRE DE 2014
Competitividad a la baja, ¿por qué?

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El día que Peña Nieto dio su mensaje en Palacio Nacional, el Foro Económico Mundial dio a conocer el Índice de Competitividad Global 2014-2015.”


El día que Peña Nieto dio su mensaje en Palacio Nacional, con el énfasis puesto en todo lo relacionado con las reformas institucionales, que sin duda alguna son un triunfo de la política y un triunfo político para el presidente, el Foro Económico Mundial dio a conocer el Índice de Competitividad Global 2014-2015, que mide cuál es la capacidad de las naciones para atraer, retener y multiplicar inversiones directas, que son las que abren empresas, producen bienes y servicios, crean empleos, y generan ingresos, siendo el objetivo de las reformas institucionales apuntalar la competitividad de la economía mexicana, para hacerla más segura y más confiable, más atractiva y más interesante, para las inversiones directas, que son el motor del crecimiento económico, con todo lo que ello significa.

En materia de competitividad la economía mexicana va de regular a mal. En el Índice de Competitividad Global 2013-2014 México ocupó, entre 148 naciones, el lugar 55, con una calificación de 6.1 sobre 10. En el Índice de Competitividad Global 2014-2015 nuestro país ocupa, entre 144 países, la posición 66, ¡retrocedimos seis posiciones!, y la calificación fue, de nueva cuenta, un mediocre 6.1 sobre 10. ¡Pasamos de panzazo!

¿Por qué el retroceso? Para responder hay que revisar cuál fue el comportamiento de cada una de las 111 variables a partir de las cuales se elabora el índice, revisión que supera los límites de este artículo, por lo que centro la atención en el tema que he venido tratando en los últimos Pesos y Contrapesos, la reforma fiscal pendiente, e insisto en la idea central: el engendro tributario que padecemos le resta competitividad a la economía mexicana, tal y como lo muestra el Índice de Competitividad Global 2014-2015.

Entre las variables consideradas por el Foro Económico Mundial para medir la competitividad de los países se toman en cuenta estas tres: efectos de los impuestos sobre los incentivos para invertir; efectos de los impuestos sobre los incentivos para trabajar; tasas impositivas. En el índice 2013-2014 las posiciones de México, en cada una de esas variables, fueron respectivamente estas: 87, 102 y 119. En el índice 2014-2015 dichas posiciones fueron estas: 110, 116 y 122. Retroceso en cada una de ellas. Pérdida de competitividad tributaria.

El Foro Económico Mundial pregunta cuáles son las principales barreras para invertir de manera directa en cada país, y para México la primera de esas barreras es, con el 18.6 por ciento del total, la corrupción,  siendo la segunda, con el 14.5 por ciento del total, la regulación fiscal, es decir, el sistema tributario. Les siguen la burocracia gubernamental, con el 13.3 por ciento, y el crimen, con el 12.9 por ciento. Y pese a ello, ¡seguiremos padeciendo el engendro tributario!

• Reforma fiscal • Competencia • Problemas económicos de México • Impuestos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus