MIÉRCOLES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2014
Oferta y demanda: lo bueno y lo malo

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Cuál es la respuesta correcta a la pregunta ¿cómo vamos?”


Hace un par de días el INEGI dio a conocer la información, para el primer semestre del año, de la oferta y la demanda globales de bienes y servicios, lo cual nos brinda una foto panorámica de la economía mexicana y, por ello, de lo que va bien y de lo que va mal.

La oferta global está compuesta por la producción de bienes y servicios que tiene lugar en el país, el Producto Interno Bruto, PIB, más las importaciones. Entre enero y junio, a tasa anual, el PIB creció 1.7 por ciento (1.9 durante el primer trimestre y 1.6 a lo largo del segundo), y las importaciones lo hicieron a una tasa del 3.7 por ciento (4.5 a lo largo del primer trimestre y 2.9 durante el segundo). Así, entre enero y junio, la oferta global creció 2.2 por ciento (2.5 entre enero y marzo, y 1.9 entre abril y junio). Por el lado de la oferta global el mejor comportamiento (mayor crecimiento) lo registraron las importaciones (sector externo) y el peor el PIB (sector interno).

La demanda global está compuesta por el consumo privado (en muy buena medida consumo familiar), la formación bruta de capital fijo (inversiones en instalaciones, maquinaria y equipo, que proporcionan la infraestructura física para llevar a cabo los procesos de producción de bienes y servicios), el consumo del gobierno, y las exportaciones. Entre enero y junio, a tasa anual, el consumo privado creció 1.4 por ciento (1.5 durante el primer trimestre y 1.2 a lo largo del segundo); la formación bruta de capital fijo decreció 0.6 por ciento (menos 0.7 a lo largo del primer trimestre y menos 0.5 durante el segundo); el consumo del gobierno aumentó 2.5 por ciento (2.8 durante el primer trimestre y 2.1 a lo largo del segundo); las exportaciones crecieron 6.5 por ciento (7.2 a lo largo del primer trimestre y 5.8 durante el segundo). Así, durante el primer semestre del año, la demanda global creció 2.2 por ciento (2.5 durante el primer trimestre y 1.9 a lo largo del segundo). Por el lado de la demanda global el mejor comportamiento (mayor crecimiento) lo registraron las exportaciones (sector externo) y el peor la inversión en construcción, maquinaria y equipo (formación bruta de capital fijo, sector interno).

Dos llamadas de atención. Primera: la inversión en construcción, maquinaria y equipo, que es la causa eficiente del crecimiento en la producción de bienes y servicios, la creación de empleos, y la generación de ingresos, decreció. Segunda: salvo la formación bruta de capital fijo, todas las otras variables tuvieron un segundo trimestre, no tan bueno, o peor, que el primero. Así las cosas, cuál es la respuesta correcta a la pregunta ¿cómo vamos?

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus