LUNES, 17 DE NOVIEMBRE DE 2014
El Presupuesto de Egresos: más “billetazos” a los violentos y vándalos

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Más billetazos para los violentos normalistas implica postrar en la miseria y pobreza a millones de niños en el país, y lo peor, perpetuar la perversa y violenta ideología guerrillera marxista”


El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2015, por un total de cuatro billones 694 mil 677 millones 400 mil pesos.

El PEF 2015 es superior en 18 mil 440.3 millones de pesos a lo planteado por el Ejecutivo Federal en su propuesta de paquete económico que envió al Congreso el 5 de septiembre pasado.

Este monto de recursos por arriba de la propuesta inicial del Ejecutivo son resultado de ampliaciones por 65 mil 832 millones de pesos, así como reducciones por 47 mil 392.5 millones de pesos.

Entre las ampliaciones presupuestales, destaca 400 millones de pesos más para las normales rurales, en tanto que al Fondo de Capitalidad de la Ciudad de México se le dieron mil 500 millones de pesos más, para quedar en un monto total de tres mil 500 millones de pesos.

¿Más dinero para las normales rurales? Qué horror, como siempre el gobierno cree arreglar todo a “billetazos” (claro, esto es propio de todo derrochador que maneja recursos ajenos, recursos que son generados por los contribuyentes cautivos y nunca por los burócratas del gobierno-desgobierno). Esto significa en realidad más dinero para la guerrilla y grupos violentos ligados a los normalistas (profesores y alumnos ligados a la Coordinadora del SNTE) que secuestran transporte público, roban y saquean negocios, queman y destruyen edificios, y que utilizan como pretexto a los lamentables asesinatos de estudiantes del estado Guerrero para derrocar al gobierno mexicano y destruir la propiedad privada de quien les estorbe. Quieren hacer su revolución violenta marxista, y el gobierno lejos de aplicar el Estado de Derecho, premia a los violentos y vándalos con más y más recursos. Esto le saldrá muy caro no sólo a los gobiernos, sino a toda la sociedad que tenemos que mantener (obligados fiscalmente) a estos “parásitos revolucionarios”.

Otra vez, cuentas alegres en el gobierno. Bastó con que la Secretaría de Hacienda anunciara que ya tiene coberturas para el precio del barril de petróleo en 2015, para que hubiera consenso para aprobar el gasto público récord, derrochador y deficitario del próximo año. De verdad, los políticos dan lástima intelectual, son dueños y señores todo poderosos del dinero que generamos los mexicanos productivos. No tienen remedio, los incentivos perversos con que se mueve la clase política en este país terminará por hacer explotar una nueva crisis fiscal.

El gobierno mexicano cuesta muchísimo al Erario, al bolsillo de todos los mexicanos. El costo de oportunidad del derroche fiscal gubernamental es enorme. Además, de acuerdo a la Consultora Integralia, el gobierno suele exceder sus gastos aprobados casi todos los años, lo que predomina es el sobre ejercicio fiscal y no el subejercicio fiscal como algunos periodistas bisoños y defensores del gobierno señalan.

Y lo peor, lejos de poner en orden a los violentos, se les recompensa con más dinero, parece que en este país ser delincuente y pertenecer a algún centro educativo es sinónimo de impunidad. El gobierno mexicano debería poner fin y clausurar todas las normales que están infestadas de ideología guerrillera marxista y que nada tienen que ver con la buena enseñanza de los educandos. Quien quiera ser maestro en educación básica no tiene porqué provenir del monopolio violento y nefasto de las normales rurales. Quien quiera ser maestro de educación básica debe en primera instancia tener estudios universitarios y luego someterse a un examen riguroso para probar su vocación y conocimientos en la enseñanza. Después debe tener una maestría y cursos que le certifiquen y actualicen como maestro, tal como se hace en países como Finlandia.

Más billetazos para los violentos normalistas implica postrar en la miseria y pobreza a millones de niños en el país, y lo peor, perpetuar la perversa y violenta ideología guerrillera marxista.

No hacerlo, como ya lo señalamos, no sólo le costará muy caro al gobierno sino a todos los mexicanos que somos forzados a financiar a estos parásitos y vándalos violentos.

• Problemas económicos de México • Inseguridad / Crimen

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus