LUNES, 24 DE NOVIEMBRE DE 2014
¿Superando el "atorón"?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cuál es la que mejor responde a la pregunta de si estamos, o no, superando el “atorón”?”


En el tercer trimestre de 2012 la producción de bienes y servicios, el PIB (variable con la que se mide el crecimiento de la economía), creció, en términos anuales (comparando cada trimestre con el mismo trimestre del año anterior), 4.2 por ciento. Durante el tercer trimestre del 2013 avanzó 1.6 por ciento. A lo largo del tercer trimestre de este 2014 creció 2.2 por ciento, 37.5 por ciento más que en el 2013 (bien), pero 47.6 por ciento menos que en el 2012 (mal), y por arriba del crecimiento promedio anual de los últimos trece años (2001-2013), que fue del 2.1 por ciento, lo que me permite hablar de una “vuelta a la normalidad”, lo cual no supone, de ninguna manera, regresar al mejor de los mundos posibles: ese 2.1, mediocre, deja mucho que desear. A lo largo del 2014 este fue el comportamiento, en términos anuales, del PIB: primer trimestre, 1.9 por ciento; segundo, 1.6 por ciento; tercero, 2.2 por ciento.

Cambiando de perspectiva y analizando el comportamiento del PIB en términos trimestrales[1] (comparando cada trimestre con el trimestre inmediatamente anterior), tenemos que durante el tercer trimestre de 2012 creció 0.29 por ciento; a lo largo del tercer trimestre de 2013 lo hizo al 1.16 por ciento, y durante el tercer trimestre de este año creció 0.50 por ciento, 72.4 por ciento más que en 2012 (bien), pero 56.9 por ciento menos que en 2013 (mal). En esos mismos términos, trimestrales, tenemos que durante el primer trimestre de 2014 el PIB creció 0.36 por ciento; a lo largo del segundo lo hizo al 0.90 por ciento, y durante el tercero avanzó 0.50 por ciento, 38.9 por ciento más que en el primero (bien), pero 44.4 por ciento menos que en el segundo (mal).

De todas estas cifras, ¿cuál es la que mejor responde a la pregunta de si estamos, o no, superando el “atorón”, es decir, el haber pasado de un crecimiento del PIB del 4.0 por ciento, en 2012, a otro del 1.4 por ciento en 2013? La que es resultado de analizar el comportamiento del PIB en términos trimestrales, comparando cada trimestre con el trimestre inmediatamente anterior. Así las cosas, si en términos trimestrales, durante el segundo trimestre el PIB creció 0.90 por ciento, y a lo largo del tercero lo hizo al 0.50 por ciento, lo cual significó una caída en la tasa de crecimiento del PIB del 44.4 por ciento, ¿estamos superando el “atorón”? Y si a ello le agregamos el hecho de que la actividad económica suma, en términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior), dos meses consecutivos (agosto y septiembre) de crecimiento negativo (0.19 y 0.07, respectivamente), ¿cuál es la respuesta?

___________

[1] “Desestacionalizados”, según la jerga tecnocrática.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus