MARTES, 9 DE JUNIO DE 2015
Nuevos diputados ¿mejores instituciones?

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en ésta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cuántos de los nuevos diputados saben qué tipo de marco institucional es el que mejor apoya al progreso económico? ”


Lo propio del ser humano es ser gobernado por leyes, no por hombres, y lo correcto es que las leyes sean justas, siendo tales las que reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente los derechos, ¡que realmente lo sean!, de las personas. Así las cosas, los verdaderos gobernantes son los integrantes del Poder Legislativo, en nuestro caso diputados y senadores, encargados de redactar las leyes, no quienes integran el Poder Ejecutivo, que deben sujetarse a esas leyes.

El progreso económico es el resultado, no de las políticas económicas del gobierno (fiscal, monetaria, comercial, industrial, etc.), cuyo objetivo general es modificar los resultados obtenidos por la libre interacción de los agentes económicos en el mercado, siempre con algún efecto redistributivo, sino de las instituciones económicas (las reglas del juego, tanto las formales, redactadas por los legisladores, como las informales, los usos y costumbres de los agentes económicos), cuyo fin debe ser el respeto a la libertad individual, a la propiedad privada, y a la responsabilidad personal (los tres pilares del liberalismo económico), instituciones que en México dejan mucho que desear, comenzando por el capítulo económico de la Constitución, artículos 25 al 28 fundamentalmente, con algo del 5 y mucho del 123.

En las pasadas elecciones votamos para, entre otras cosas, renovar, a nivel Federal, la Cámara de Diputados, legisladores de cuyas ideas, ocurrencias, intereses, deseos, compromisos, y demás motivaciones, salen las reglas del juego (instituciones) aplicables a la actividad económica, mismas que, pese a las reformas realizadas, dejan mucho que desear: son injustas e ineficaces, comenzando, ¡insisto!, por el capítulo económico de la Constitución.

La pregunta que me hago es si, dentro de tres años, cuando se vuelva a renovar la Cámara de Diputados, en lo que toca al marco institucional de la economía, ¿estaremos igual, mejor o peor que hoy? ¿Cuántos de los nuevos diputados saben qué tipo de marco institucional es el que mejor apoya al progreso económico? ¿Saben cuál es el marco institucional que, en economía, corresponde al Estado de Derecho?

• Prosperidad • Problemas económicos de México • Estado de derecho

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus