JUEVES, 11 DE JUNIO DE 2015
Videgaray: los dichos y los hechos

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Lo que los números muestran es una desaceleración del crecimiento, un crecimiento cada vez menor. ¿Quién tiene la razón: el INEGI (que reporta los números) o el secretario de Hacienda (quien dijo lo que dijo)?”


En la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, el secretario de Hacienda afirmó que empieza a acelerarse el crecimiento de la economía mexicana o, lo que es lo mismo, que el crecimiento económico en nuestro país va en ascenso, afirmación no avalada por los hechos. Lo muestro.

El crecimiento de una economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, el PIB, y se puede medir en términos anuales (comparando un determinado trimestre con el mismo trimestre del año anterior) o en términos trimestrales (comparando un trimestre con el trimestre anterior), y en ambos casos se puede hacer de manera desestacionalizada, eliminando los efectos calendario y estacionales, lo que cual hace posible una mejor comparación.

De todas estas posibles maneras de medir el crecimiento de una economía, ¿cuál es la que mejor muestra el desempeño reciente de la misma? La trimestral (comparando los resultados de un trimestre con los del trimestre anterior) desestacionalizada (eliminando efectos estacionales y de calendario). Desde este punto de vista, ¿cuál es el resultado más reciente en materia de crecimiento? Veámoslo, poniéndolo en perspectiva.

A lo largo de los cuatro trimestres del 2014 el PIB creció, trimestral y desestacionalizadamente, así: 0.5, 0.9, 0.5 y 0.7 por ciento. Durante el primer trimestre del 2015 el crecimiento, trimestral y desestacionalizado, del PIB fue 0.4 por ciento, el menor de los últimos cinco trimestres. ¿Crecimiento económico en ascenso?

Consideremos el crecimiento para el primer trimestre del 2012 al 2105: 0.8, 0.6, 0.5 y 0.4 por ciento. ¿Aceleración del crecimiento económico? Y si del PIB pasamos al Indicador Global de la Actividad Económica, IGAE, que mide el crecimiento mes tras mes, tenemos, para enero, febrero y marzo, de manera desestacionalizada, estos resultados: 0.3, 0.3 y menos 0.6 por ciento.

Lo que los números muestran es una desaceleración del crecimiento, un crecimiento cada vez menor. ¿Quién tiene la razón: el INEGI (que reporta los números) o el secretario de Hacienda (quien dijo lo que dijo)?

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus