MARTES, 4 DE AGOSTO DE 2015
Corrupción

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“O se abate significativamente la corrupción o México seguirá siendo un país con un mediocre desempeño, un país en donde las perspectivas de una mejora intergeneracional estarán canceladas.”


En la última encuesta que hizo el periódico Reforma en la cual, entre otros temas, se evalúa la percepción que se tiene sobre el trabajo del presidente Peña en diferentes ámbitos, hay un resultado que resalta: la percepción que se tiene en materia de corrupción. De acuerdo a la encuesta, entre la población en general, el 76% tiene una opinión desfavorable sobre lo que ha hecho al respecto el presidente (solo 11% tiene una opinión favorable), mientras que entre los considerados líderes esta opinión desfavorable asciende al 93% (únicamente el 3% le da una calificación positiva). Escándalos que han marcado el acontecer en el país como son los conflictos de interés (resaltan los casos de Higa y OHL), moches, extorsión burocrática, enriquecimiento de gobernadores y otros funcionarios, enriquecimiento de empresarios que hacen negocios al amparo del poder político, la fuga del "Chapo" y más, han contribuido a que la población considere que en materia anticorrupción la labor presidencial ha sido muy mala, si no es que pésima.

Como he apuntado con anterioridad, la corrupción es un juego de suma negativa, un fenómeno que le cuesta mucho a la sociedad en términos de crecimiento económico, en términos de bienestar. La corrupción es, socialmente hablando, el cáncer más dañino que se pueda experimentar.

El presidente, cuando promulgó las reformas constitucionales para crear el sistema nacional anticorrupción señaló, muy desafortunadamente, que se estaba domando "la condición humana", expresión que se agrega a la que anteriormente había dicho de que la corrupción era un fenómeno cultural. El presidente, al parecer, sigue sin entender que es un problema de incentivos, de premios y castigos; no parece entender que es un problema de falta de rendición de cuentas, de falta de transparencia, un problema de impunidad.

La evidencia internacional es apabullante: entre menor sea la incidencia de corrupción, mayor es el nivel de desarrollo humano, mayor es el nivel de bienestar de la población incluyendo mayor PIB por habitante, mayor expectativa de vida y mayor escolaridad de la población. En el Índice de Desarrollo Humano que elabora las Naciones Unidas, México ocupa el lugar 71 de entre 187 países evaluados (siendo que en términos de tamaño absoluto es la décimo segunda economía más grande del mundo), mientras que en último informe de Transparencia Internacional sobre la percepción de la corrupción, ocupamos el lugar 103 de 175 países. Aunque obviamente el mediocre desempeño económico no es totalmente atribuible a la alta incidencia de corrupción, éste es, sin lugar a dudas, un elemento importante.

En la entrevista que el año pasado Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia, dio al periódico español El País, señaló: "No vamos a ceder aunque la plaza pública pida sangre y espectáculo ni a saciar el gusto de los articulistas. Serán las instituciones las que nos saquen de la crisis, no las bravuconadas".

Pues sí, soy articulista y lo he sido desde 1995. No pido sangre pero sí exijo que el gobierno, desde el presidente de la República hasta el funcionario de menor nivel se comporten con un alto estándar ético. Exijo que rindan cuentas por sus actos y que enfrenten las consecuencias de ser corruptos. México ya no soporta más la enorme incidencia de corrupción. Nuestro futuro está en juego. O se abate significativamente la corrupción o México seguirá siendo un país con un mediocre desempeño, un país en donde las perspectivas de una mejora intergeneracional estarán canceladas.

¿Qué lugar ocuparemos en el siguiente reporte de Transparencia Internacional?

• Corrupción

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus