MARTES, 1 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Disparates y abusos de la Profeco (I)

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Desde el punto de vista de la respuesta de la Profeco, ¿son capaces las autoridades profequianas de conocer con exactitud los costos de producción, no nada más del precio de algún insumo, y los aumentos en los costos de producción, y no nada más en el precio de algún insumo, de las mercancías cuyo precio quieren controlar? ”


Las autoridades de la Profeco han dicho que sancionarán a los comerciantes que aumenten precios injustificadamente, dicho ante el cual pregunté, por medio de Twitter, cuándo el aumento de un precio resulta injustificado, y esta es la respuesta que recibí de alguien (¿quién habrá sido?) de la Profeco: “Cuando no corresponde al aumento de insumos”, respuesta que, mejor redactada, queda así: “Cuando el aumento de precios no corresponde al aumento en los precios de los insumos de la mercancía en cuestión” o, dicho de otra manera: “Cuando el aumento en el precio no corresponde al aumento en el costo de producción”, respuesta que es un rotundo disparate porque supone, uno, que el precio se fija nada más por el costo de producción y, dos, que los aumentos en los precios se deben únicamente a los aumentos en los costos de producción. ¿Y el papel que juega la interacción entre los oferentes y los demandantes en la determinación de los precios? Las autoridades de la Profeco, o por lo menos quien me respondió el tweet, ¿nunca han oído hablar de ella? ¿No tienen los conocimientos más básicos de economía? Y si no los tienen, ¿no es un peligro, por las distorsiones que sus medidas puede ocasionar en los mercados (por ejemplo: crea escasez con imposición de precios máximos), que estén al frente de una institución como Profeco que, dicho sea de paso, debe velar por el respeto a los derechos de los consumidores, no por la promoción de sus intereses, algo muy distinto?

Desde el punto de vista de la respuesta de la Profeco, ¿son capaces las autoridades profequianas de conocer con exactitud los costos de producción, no nada más del precio de algún insumo, y los aumentos en los costos de producción, y no nada más en el precio de algún insumo, de las mercancías cuyo precio quieren controlar? Y lo más importante, ¿qué derecho tiene la Profeco de prohibirle a cualquier vendedor ofrecer su producto al precio que considere más conveniente? Ninguno.

Continuará.

• Problemas económicos de México • Intervencionismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus