MARTES, 1 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Reto

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“El gran reto que tiene el presidente Peña es construir un verdadero estado de derecho. Sin éste, la economía difícilmente crecerá de manera sostenida a mayores tasas.”


Sin duda, el mayor reto que tendrá el gobierno del presidente Peña en la segunda mitad de su gobierno es lograr mayores tasas de crecimiento económico que las registradas en los dos años anteriores y el actual en un contexto económico mundial complicado dada la desaceleración de la economía china, la caída en el precio de las materias primas ("commodities"), la persistencia del estancamiento en Europa y Japón, el aún no consolidado crecimiento de la economía estadounidense, etcétera. El gran reto es destrabar el crecimiento, eliminando todas aquellas barreras que existen en el marco institucional y que lo están inhibiendo. Un mayor y sostenido crecimiento es, a final de cuentas, la única forma de abatir significativamente la pobreza y aumentar el bienestar de las familias.

En primer lugar, se requiere una profunda reforma fiscal tanto por el lado tributario como por el lado del gasto. Por lo que corresponde a los impuestos, hay dos consideraciones. La primera es que se requiere aumentar la recaudación dada la muy baja carga fiscal y la caída en los ingresos petroleros. La segunda, es que se requiere un diseño tributario que además genere los incentivos correctos al trabajo, el ahorro y la inversión. El actual no cumple con ninguna de las dos: no recauda lo suficiente, particularmente porque el IVA no es homogéneo (además de otros gastos fiscales) y no genera los incentivos que estén alineados con el objetivo último de promover el crecimiento económico.

Por el lado del gasto, es obvio que existe una notoria ineficiencia e ineficacia. Un presupuesto de más de cuatro billones de pesos que prácticamente no generan valor agregado. Es obvio que se requiere una reingenieria del presupuesto público, mucho más profunda que el planteamiento de "base cero" para el próximo año. No solamente se trata de romper la inercia en la elaboración del presupuesto, sino ir más allá eliminando todos aquellos programas que tienen una rentabilidad social negativa, además de que los proyectos de inversión tienen que tener una rentabilidad positiva y generar valor agregado.

En segundo lugar, es crucial aterrizar bien las reformas estructurales, particularmente la energética, la de telecomunicaciones, la educativa y la financiera. El país requiere mayor inversión privada así como la introducción de tecnologías modernas de producción, única forma de lograr un aumento en la productividad factorial total y mayores tasas de crecimiento económico.

En tercer lugar, desmantelar todos aquellos elementos presentes en el marco institucional (leyes y reglamentos) que promueven la búsqueda y apropiación de rentas. Necesitamos movernos hacia una verdadera economía de mercado, eficientemente regulada, dejando atrás un sistema de capitalismo de compadrazgo.

Cuarto, la urgente necesidad de aprobar e implementar el sistema nacional anticorrupción. El costo de la corrupción, tanto en el bienestar de las familias como en tener menores tasas de crecimiento es enorme.

Quinto, moverse hacia un sistema de seguridad social universal financiado con la recaudación general, reduciendo significativamente las cuotas patronales al mismo; de ahí la imperiosa necesidad de una reforma tributaria que homogeneice el IVA.

En sexto lugar, atender urgentemente la ineficiencia e ineficacia imperante en los poderes judiciales estatales que no están garantizando el cumplimiento de los contratos entre particulares y entre éstos y el gobierno. Poderes judiciales que no son independientes, imparciales y eficientes acarrea un alto costo que se refleja en menor inversión y en menor crecimiento.

En resumen, el gran reto que tiene el presidente Peña es construir un verdadero estado de derecho. Sin éste, la economía difícilmente crecerá de manera sostenida a mayores tasas.

• Reformas estructurales • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus