LUNES, 7 DE SEPTIEMBRE DE 2015
El poder, la cultura y el dispendio público

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja

Ricardo Valenzuela
• El recinto de las Malas Ideas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Qué horror, nuevamente el PRI creando sus corporaciones de control. Y lo peor, varios bisoños e intelectuales orgánicos que le aplauden. Así va la cultura en México.”


Ya no entiendo al presidente Peña Nieto. En su discurso sobre el informe presidencial habla de acciones de gobierno necesarias como recortes al gasto público, no incrementar más la deuda pública, revisión de todos los planes de gasto del gobierno, de la necesidad de que ahora sí el gobierno mexicano se “apriete el cinturón” y dejar de joder a las familias mexicanas con más y mayores impuestos.

En el discurso, estas medidas de austeridad que anuncia el gobierno peñista suenan muy bien (en el discurso, en la práctica del dicho al hecho hay un largo trecho); lo que sigo sin entender es por qué en medio de anuncios de recortes al gasto público, el presidente Peña anuncia con bombo y platillo la creación de la nueva súper secretaría de la Cultura. Dicho anuncio da al traste con su discurso de austeridad. Dicho anuncio deja al desnudo al verdadero estatismo enfermizo priista.

¿Cuánto costará la mentada secretaría? Que no me echen rollo, se trata de la creación de otro elefante blanco que le costará al contribuyente mexicano miles de millones de pesos. Hoy el corrupto Conaculta manejado por seudo intelectuales gastalones nos cuestan a los contribuyentes cerca de 20 mil millones de pesos al año.

En el PRI siguen pensando que es desde el gobierno que la cultura (¿qué significa esta palabra?, busque el lector en el diccionario y encontrará más de cien definiciones) debe controlarse. ¡Qué horror!, que las bellas artes, la ciencia, la educación sean controladas desde el poder. Esa es la tragedia mexicana. Desde que se fundó el PRI, se ha impuesto el plan corporativista y fascistoide de controlar lo que vemos, oímos, juzgamos, sentimos, estudiamos y analizamos los mexicanos. Para eso las viejas estructuras priistas crearon a la Secretaría de Educación Pública, para someternos a todos al dominio de lo que el gobierno quiera que se nos enseñe y culturice. 

Peña arrastra en su ser al viejo sistema corporativista priista, no me queda duda. Sólo en las naciones con estado totalitario es que el gobierno controla los bienes culturales (recordemos al nazismo, al maoísmo, al estalinismo y al castrismo, todos regímenes dictatoriales controlando la “cultura”). Las artes, la ciencia y la educación es un asunto de los ciudadanos, de los individuos, de los particulares, y por supuesto que son áreas esenciales para el ser humano, pero eso nada tiene que ver con el dominio gubernamental de la cultura, la educación, la ciencia y las artes. 

Y los llamados intelectuales para llorar. Casi todos aplaudiendo la creación de más burocracia cultural parasitaria. Como se ve que viven de la ubre gubernamental, y claro, festejan más presupuesto del Erario para sus bolsillos. Y la mayoría de los periodistas, lo mismo, de lástima, aplaudiendo la acción del gobierno por interesarse en la “difusión de la cultura”.

No me retracto, la creación de más burocracia “cultural” lejos de hacernos mejor y más educados a los mexicanos, sólo le llena el bolsillo a unos cuantos burócratas e intelectuales que trabajan para el sistema priista (los intelectuales orgánicos). La creación de más burocracia cultural es endilgarnos más deuda e impuestos a los contribuyentes.

Qué horror, nuevamente el PRI creando sus corporaciones de control. Y lo peor, varios bisoños e intelectuales orgánicos que le aplauden. Así va la cultura en México. Nuevamente el poder y los intelectuales muestran que son la misma mierda.

• Burocracia • PRI

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus