VIERNES, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Paquete económico, primeras impresiones (II)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cuánto del gasto programable se programó según los principios el presupuesto base cero?”


Del total del gasto del sector público para 2016, el 74.9 por ciento es gasto programable, destinado a financiar las tareas del Gobierno Federal, como proporcionar educación y salud, construir carreteras, etc., gasto que, como su nombre lo indica, sí es programable, es decir, el gobierno decide si se gasta o no en ello, y cuánto se gasta. El restante 25.1 por ciento es gasto no programable, destinado al cumplimiento de obligaciones y apoyos determinados por ley, como la deuda pública (se tiene que pagar), las participaciones a estados y municipios (se les tienen que entregar), entre otros, lo que significa que no financia la operación de las instituciones del Gobierno Federal, por lo que éste no puede decidir si se gasta o no en ello. Se tiene que gastar.

El gasto no programable (25.1 por ciento del total), no es susceptible de aplicación del presupuesto base cero. Es gasto comprometido por ley, y muchas veces respaldado por intereses políticos, como sucede con las participaciones a estados y municipios. El gasto programable (el restante 74.9 por ciento, ¡que no es poco!), sí es susceptible de aplicación del presupuesto base cero, que implica, como su nombre lo indica, asignar partidas presupuestarias partiendo de cero, justificando, según los criterios de justificación que se hayan elegido (¡allí está el detalle!), cada propuesta de gasto.

Una y otra vez, en los últimos meses, la Secretaría de Hacienda nos dijo que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 se iba a elaborar según los principios del presupuesto base cero, lo cual supone justificar, según los criterios de justificación que se hayan elegido (¿alguien sabe, suponiendo que se realmente se haya aplicado el presupuesto base cero, cuáles fueron esos criterios?), cada gasto posible. ¿Cuánto del gasto programable se programó según los principios el presupuesto base cero?

Después de una primera lectura al comunicado de prensa que acompañó a la entrega del Paquete Económico, no encontré la respuesta. ¿Realmente se aplicó, allí donde se podía, el presupuesto base cero?

• Problemas económicos de México • Política fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus