LUNES, 14 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Presupuesto 2016: ¿responsable, realista y austero? (I)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué tan “responsable, realista y austero” resulta el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016? Muy poco”


En los dos últimos Pesos y Contrapesos apunté mi primera impresión en torno a la Propuesta del Paquete Económico 2016 que, fundamentalmente, está integrado por estos tres documentos: los Criterios Generales de Política Económica 2016,  la Iniciativa de Ley de Ingresos, y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación. En esos escritos centré la atención en el tema del Presupuesto Base Cero, que no encontré por ningún lado, (¿andará por allí escondido?), habiendo encontrado, solamente, la instrucción de Peña Nieto, expresada en el Tercer Informe de Gobierno, y recalcada en la presentación del Paquete Económico, de que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 sea responsable (¿sin recurrir al endeudamiento, sobre todo ante el crecimiento que ha tenido la deuda gubernamental en los últimos años?), realista (¿ajustándose a la recaudación esperada, según el marco macroeconómico proyectado en los Criterios Generales de Política Económica 2016, para no tener que recurrir al endeudamiento?), y austero (¿rigurosamente ajustado, por el lado del ingreso, a los impuestos recaudados y, por el lado del gasto, a financiar solamente las tareas esenciales del gobierno, aquellas sin cuya realización deja de ser tal?).

Habría que preguntarle a Peña Nieto, o en su defecto a Videgaray, qué entiende por presupuesto “responsable, realista y austero” o, comparando el presupuesto ejercido en este 2015 con la propuesta para el 2016, y encontrando las diferencias entre los dos, responder la pregunta. Pero si por “responsable, realista y austero” entendemos lo que he definido como tal (todo lo que aparece, en el párrafo anterior, entre paréntesis), ¿qué tan “responsable, realista y austero” resulta el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016? Muy poco. En esencia, más allá de algunos cambios accidentales, que podrán ser importantes, pero que no pasan de ser accidentales, y pese a lo que han señalado algunos, tendremos más de lo mismo: el gobierno gastando en lo que no debe, por ello gastando más de lo que debe, y muchas veces gastando de mala manera.

Continuará.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus