JUEVES, 22 DE OCTUBRE DE 2015
Propuesta correcta: Déficit cero (IV)

Según usted, ¿cómo le está yendo a la economía mexicana?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal



El punto sobre la i
“¿Es que Dios quiere prevenir el mal, pero no es capaz? Entonces no es omnipotente. ¿Es capaz, pero no desea hacerlo? Entonces es malévolo. ¿Es capaz y desea hacerlo? ¿De dónde surge entonces el mal? ¿Es que no es capaz ni desea hacerlo? ¿Entonces por qué llamarlo Dios?”
Epicuro


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: Incompetente y criminal

Arturo Damm
• T-MEC, ¿seguridad?

Manuel Suárez Mier
• La nueva ruta a la servidumbre

Asael Hernández
• Las palomas grises en Banxico

Arturo Damm
• Inflación

Ricardo Valenzuela
• ¿Democracia o Mercocracia?

Arturo Damm
• Comercio exterior, malas noticias


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Obligar al déficit cero en las finanzas gubernamentales, es una iniciativa que, entre otras cosas, ayuda a redimir al PAN de tantos excesos y defectos recientes.”


La deuda gubernamental de hoy se convertirá en impuestos mañana. ¿No conviene, por motivos de responsabilidad fiscal, que todo el gasto del gobierno se financie desde hoy con impuestos y no con deuda? Responsabilidad fiscal, ¿a qué me refiero?

Para un gobernante recurrir a la deuda, en vez de a los impuestos, para financiar sus gastos resulta conveniente porque gasta más “a favor” de los ciudadanos, sin tener (aparentemente) que cobrarles más impuestos; porque contrae una deuda que otro gobierno (el que esté en el poder al momento del vencimiento de esos pasivos) tendrá que pagar; porque al final de cuentas ningún gobernante paga, de su bolsillo, las deudas que otro gobernante contrajo, ya que esas deudas se pagan de los bolsillos de los contribuyentes. Cito nuevamente a Daily: ya que los ingresos del gobierno se generan por medio de impuestos, y ya que las deudas gubernamentales no son más que ingresos futuros gastados hoy, las deudas del gobierno son impuestos futuros, razón por la cual el gobernante que contrae deuda para gastar “en beneficio” de los ciudadanos no les cobra impuestos solo aparentemente. No se los cobra hoy, pero algún otro gobernante se los cobrará mañana. Esta manera de actuar da como resultado que el ciudadano no sepa, en el presente, cuánto le obligarán a pagar, en el futuro, por los (supuestos) beneficios que le traerá el gasto gubernamental.

La posibilidad de contraer deuda para financiar parte del gasto gubernamental, la parte deficitaria del presupuesto, genera conductas irresponsables, que pueden desembocar, como ha sucedido muchas veces en la historia, en crisis en las finanzas gubernamentales, conductas irresponsables por las que acaban pagando justos (los contribuyentes, principalmente) por pecadores (los gobernantes irresponsables, comenzando por los legisladores que aprobaron el endeudamiento). ¿Cómo evitarlo? Obligando al déficit cero en las finanzas gubernamentales, precisamente la iniciativa presentada por diez senadores panistas que, entre otras cosas, ayuda a redimir al PAN de tantos excesos y defectos recientes.

Solamente en un caso se justifica la deuda gubernamental. ¿Cuál?

Continuará.

• Política fiscal • PAN

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus