MIÉRCOLES, 28 DE OCTUBRE DE 2015
¿Educación financiera?

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El hecho de que en términos generales no se imparta educación financiera en las secundarias y preparatorias es una muestra del desastre educativo que padecemos en el país.”


El capital humano puede definirse como el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que le permiten a la persona desarrollar trabajos productivos (lo mínimo) o trabajos cada vez más productivos (lo ideal). Tres son los pilares de dicho capital: alimentación, salud y educación. Una persona bien alimentada, saludable y eficazmente educada es alguien con más y mejores posibilidades para adquirir y acumular capital humano. La educación eficaz, capaz de lograr esos conocimientos, habilidades y actitudes que forman en la persona capital humano es crucial, al grado de afirmar que ese tipo de educación, eficaz, puede contrarrestar los defectos en materia de alimentación y salud. Educación eficaz, ¡el gran reto!

¿Qué tan eficaz es la educación en México? Para responder les comparto lo siguiente. Hace un par de días, en una de mis clases, con alumnos de tercer semestre, estábamos tocando el tema del crédito, y de pronto se me ocurrió preguntarles (nunca antes lo había hecho), cuántos de ellos eran capaces de interpretar correctamente un estado de cuenta de una tarjeta de crédito. La respuesta resultó preocupante: ninguno. Y digo que resultó preocupante porque todos mis alumnos cursaron seis años de primaria, tres de secundaria, y tres de preparatoria, ¡doce años en total!, y no recibieron educación financiera (que no es lo mismo que clases de economía), siendo que la vida tiene un aspecto financiero irrenunciable, que conviene conocer para, entre otras cosas, no cometer imprudencias (por ejemplo: mal uso del crédito), que pueden resultar muy caras y llevar a la quiebra, comenzando por la quiebra de la economía familiar.

El hecho de que en términos generales no se imparta educación financiera en las secundarias y preparatorias es una muestra del desastre (¿exagero?) educativo que padecemos en el país, mismo que retrasa gravemente la formación y acumulación de capital humano, limitando seriamente las posibilidades de las personas para alcanzar mayores niveles de bienestar, de la única manera correcta: a través del trabajo productivo, por medio de la capacidad de hacer más con menos.

• Cultura económica • Educación / Capital humano

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus