VIERNES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2015
Amparo y Estado de Chueco

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Arturo Damm
• Impuestos al vicio y a la obesidad

Ricardo Valenzuela
• El arte del libre comercio, estilo Trump

Arturo Damm







“Una muestra más del Estado de Chueco que padecemos: que solamente se reconozcan los derechos de quienes, habiéndose amparado, hayan ganado el amparo, y no el de todos los demás que se encuentren en la misma situación.”


La Suprema Corte de Justicia de la Nación, amparo de por medio, reconoció el derecho de cuatro personas (lo que el Estado y sus instituciones deben hacer es reconocer y garantizar los derechos de las personas, no otorgarlos o quitarlos), integrantes de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerable A.C. (SMART), para cultivar y consumir marihuana con fines recreativos y sin afán de lucro, una muestra más del Estado de chueco que padecemos, y no por supuesto exceso (permitir el cultivo y consumo de marihuana) sino por defecto real (no permitirlo a todos los mexicanos), lo cual es ilógico e injusto.

No critico al amparo que, por tratarse de un recurso al que puede recurrir el ciudadano si considera que alguna ley viola sus derechos, tutelados por la Constitución, es algo positivo, de clara inspiración liberal, liberalismo que afirma que el Estado y sus instituciones no deben violar los derechos de la persona, mucho menos si éstos están tutelados constitucionalmente.

Critico que la regla del juego en México disponga que solamente se reconozcan los derechos de quienes, habiéndose amparado, hayan ganado el amparo, y no el de todos los demás que se encuentren en la misma situación. Cito a Francisco Peniche Bolio, en su Introducción al Estudio del Derecho: “Es a don Manuel Otero a quien se debe, a través de la fórmula que lleva su nombre, el que el amparo solo tenga eficacia para quien o quienes lo soliciten, contrariamente a lo que en tal sentido pensara el ‘padre del amparo’ don Manuel Crescencio Rejón para quien, declarada inconstitucional una ley, ésta debería dejar de tener validez aun cuando contra ella solo unos cuantos hubieran acudido al amparo”, lo lógico y justo, justicia y lógica que, al no ser el caso en México, muestran el Estado de chueco que padecemos, y que viola derechos que deben ser reconocidos y garantizados.

Condición del Estado de Derecho: los mismos derechos, sobre todo si realmente lo son, para todos. Lo contrario: Estado de chueco.

• Drogas • Estado de derecho

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus