Asuntos Económicos
Nov 16, 2015
Godofredo Rivera

De nuevo la “cuchara grande” para los políticos

Otra vez los políticos se sirven con la cuchara grande en el presupuesto de egresos. Otra vez los abusos sobre el dinero ajeno, que pertenece a los contribuyentes cautivos.

Nuevamente la clase política da de qué hablar. Nuevamente se reparten a gusto el pastel presupuestario. A pesar de los anuncios de recortes a algunos rubros del gobierno, la semana pasada la cámara de diputados aprobó un presupuesto de gasto público de cerca de 5 billones de pesos (como siempre, la cámara de diputados no funciona como contrapeso, siempre le infla al Ejecutivo su propuesta de gasto, esta vez por cerca de 20 mil millones de pesos, es hora de cuestionar seriamente el monopolio de los diputados sobre el ejercicio anual del gasto público). Y para colmo, como pretexto para gastar en infraestructura, los diputados dispondrán de 10 mil millones de pesos gracias a la creación del Fondo para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas y sus Municipios, que permite a los legisladores asignar 20 millones de pesos a sus distritos. 

Otra vez una partida discrecional y que sigue dando pie a los famosos “moches” de los políticos para consentir a los alcaldes de su preferencia. Qué desastre financiero y todo a costa de nosotros los contribuyentes cautivos.

Eso sí, para el INE, los partidos políticos y las cámaras de legisladores más carretadas de dinero y lo mismo para las mafias seudoagrarias del PRI (CNC).

A pesar de los abusos de siempre, celebro que haya tal vez una luz al final del túnel. El Senador panista Francisco Búrquez Valenzuela ha realizado una campaña valiente para reducir a la mitad los gastos abusivos de los partidos políticos. La semana pasada entregaron al Congreso más de 100 mil firmas de ciudadanos que apoyan la medida.

También periodistas como Carmen Aristegui se han unido contra el despilfarro de la clase política.

Me da mucho gusto que más personas se unan a la causa de Búrquez. Aun así no basta. Hay que exigir no sólo transparencia en el gasto, sino mayor rendición de cuentas (que por cierto no son lo mismo) que implica que la Auditoría Superior de la Federación verifique las partidas ejercidas de gasto, las desviaciones del mismo, el incumplimiento de los objetivos presupuestales (metas programadas y alcanzadas), y por supuesto, que haya castigo ejemplar sobre funcionarios y políticos responsables de los desvíos de recursos del Erario y ello pasa por penas punitivas de cárcel. La inhabilitación no basta, sólo causa risa entre los políticos y funcionarios corruptos.

No sé si prosperará la iniciativa del senador Búrquez, pero aplaudo que esto ya esté en los medios de comunicación masivos. Ojalá la clase política se cimbre. Si no, como siempre, habrán perdido una oportunidad de oro ante la ciudadanía.

Por lo pronto otra vez los políticos se sirven con la cuchara grande en el presupuesto de egresos. Otra vez los abusos sobre el dinero ajeno, que pertenece a los contribuyentes cautivos.

Si estas prácticas no cambian, seguiremos en el eterno estado de subdesarrollo económico.

Al margen
Los atentados terroristas de hace unos días no son más que una muestra de la intolerancia religiosa y política. ¿Cómo se denominan estos salvajes que atacan y asesinan a inocentes? El Estado Islámico. Otra vez, una prueba de que algunos seres humanos quieren imponer a otros el Estado totalitario, ese que mezcla religión con leyes y gobierno. Qué horror. La humanidad no aprende, la colectividad forzosa es el camino perfecto hacia la servidumbre y al asesinato masivo.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza