JUEVES, 10 DE DICIEMBRE DE 2015
Banxico, ¿doble mandato? (IV)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La propuesta de Slim se basa en la creencia keynesiana de que la demanda crea oferta, lo cual no es cierto.”


El Banco de México tiene como tarea prioritaria preservar el poder adquisitivo del dinero, tarea que hoy es la única, pero que, dado que “prioritaria” quiere decir que tiene prioridad, y tenerla implica la anterioridad de algo respecto de algo más, puede llegar a no serlo, como lo pretenden quienes proponen imponerle una segunda tarea, que podrá no ser la prioritaria, pero que, de imponérsele, terminaría siendo una tarea más.

¿Cuál es esa segunda tarea? Promover la producción y el empleo. Entre quienes lo pretenden está Carlos Slim, a quien cito: "Aquí  en México la función principal del Banxico (…) es cuidar la inflación (…), pero la Fed tiene el objetivo de cuidar la inflación y cuidar el empleo entonces sería importante que en el país (…)  pudiéramos buscar que el Banxico tuviera una función adicional a la de sólo cuidar la inflación…"[1], función adicional que sería la de impulsar la producción y el empleo. ¿Cómo? Lo explico brevemente (en la variante más socorrida; hay otras).

El banco central produce dinero, se lo da al gobierno, éste lo gasta, aumenta la demanda por bienes y servicios, lo cual incentiva la producción y el empleo. Resultado: más producción y más empleos. ¿Así de fácil? No, claro que no. El proceso se cumple hasta el aumento en la demanda por bienes y servicios, lo cual no necesariamente se traduce, mucho menos a corto plazo, en más producción y más empleos, pudiéndose traducir en alza de precios. Todo dependerá de que los productores tengan capacidad ociosa para aumentar la producción al paso que aumenta la demanda y de que, teniéndola, decidan hacerlo, nada de lo cual es seguro.

La propuesta de Slim se basa en la creencia keynesiana de que la demanda crea oferta, lo cual no es cierto. Si así fuera, acabar con el desempleo y la pobreza sería cosa de producir dinero, regalárselo a la gente para generar demanda, lo cual se traduciría en más producción y más empleos. ¿Así de fácil?

Continuará.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus