VIERNES, 8 DE ENERO DE 2016
Augurios globales para 2016

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Manuel Suárez Mier







“2016 se ve complicado para México pero lejos de las catástrofes que afligen a otros. Me aventuro a adivinar hechos y situaciones a nivel global que creo ocurrirán este año en los ámbitos económico y político. ”


Siempre he pensado que los economistas no sabemos predecir el futuro mejor que los cartomancianos, aunque contemos con herramental “sofisticado” que permite prever ciertas variables, siempre que se comporten como en el pasado y se conduzcan en forma lineal.

A pesar de ello, me aventuro a adivinar hechos y situaciones a nivel global que creo ocurrirán este año en los ámbitos económico y político, pues predicciones circunscritas al entorno nacional sin tomar en cuenta el resto del mundo, son hoy una práctica inservible.

La economía global ascenderá a ritmo lento debido a la más floja expansión de la economía china, que no se sabe cuánto crece con precisión, al semi-estancamiento de Europa y Japón, y al flemático compás de la economía de EU, la más vigorosa en creación de empleos pero insuficiente para jalar al resto del mundo.

Para la economía de México ha sido desafortunado que el sector manufacturero de EU, con el que se encuentra simbióticamente correlacionada, esté en franca recesión desde septiembre de 2014, lo que significa que la demanda por muchas de nuestras exportaciones haya sido exigua.

El Fed seguirá apretando la política monetaria de EU, pero de forma tan gradual que se percibirá poco, aunque quienes creen que a la caída del desempleo deben seguir presiones inflacionarias, insisten que el Fed comete un grave error pues no las hay, sin percatarse que los menores precios provienen del resto del mundo y no de EU.

En efecto, el desplome en los precios de las materias primas, sobre todo el del petróleo, ha tenido un impacto deflacionario que se prolongará este año debido a una sobreoferta que ahora incorpora el regreso de Irán como exportador importante, y el mantenimiento de sus niveles extractivos en Arabia Saudita.

Esta situación se puede revertir súbitamente si las tensiones entre estas potencias petroleras del Cercano Oriente desembocaran en un conflicto bélico entre chiitas y sunitas, que se ha venido dando furtivamente en batallas sin cuartel en Yemen, Libia, Túnez y Siria, cuya pacificación se desvanece por esta crisis.

La precaria situación de la economía mundial y la volatilidad de variables clave, como tasas de interés y precios de materias primas, con la consecuente reversión en los flujos de capital hacia los llamados mercados emergentes, juegan un papel central en alentar renovadas crisis de deuda soberana que parecían imposibles hace solo unos meses y que se recrudecerán con vigor este año.

Si bien China tiene activos externos cuantiosísimos por lo que no es susceptible de enfrentar problemas de deuda externa, no está al margen de una implosión en sus mercado bursátil, como lo vimos el pasado lunes cuando sufrió un colapso superior al 7%, o de su sector inmobiliario, muy sobrevaluado en opinión de muchos.

Otros países que enfrentan la reversión de la “doble bonanza” de copiosos influjos de capital y precios record de sus materias primas, como Brasil, con una economía que cae casi 5% en 2015 y otro tanto este año, inflación y tasas de interés de dos dígitos, salidas de capital acicateadas por el colapso en la calificación de su deuda y una situación política muy grave, pueden estar frente a una nueva crisis de deuda.

Respecto a las campañas políticas en EU rumbo a la elección de noviembre próximo, que seguiremos en esta columna con detenimiento, puedo asegurar sin temor a equivocarme que el fanfarrón Donald Trump no será Presidente, aun cuando llegara a colarse como candidato del partido Republicano, lo que veo de por sí improbable.

Por último, el dólar de EU seguirá fuerte aunque no es previsible que se aprecie mucho más ante las monedas que flotan con razonable libertad, aunque una crisis grave en cualquier parte del mundo induciría a capitales golondrinos a buscar la seguridad del dólar y causar perjuicios en los países afectados.

2016 se ve complicado para México pero lejos de las catástrofes que afligen a otros.

• Perspectivas • Elecciones EU 2016

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus