JUEVES, 21 DE ENERO DE 2016
Crecimiento, inversión y competitividad (IV)

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• ¿EL T-MEC está muerto?

Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El comportamiento de la inversión en construcción no residencial, que proporciona desde las instalaciones hasta la infraestructura necesarias para llevar a cabo los procesos de producción, resulta preocupante.”


Para entender mejor el comportamiento de la inversión fija bruta, que forma parte esencial de la inversión directa, que es la que abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos y genera ingresos, y que por ello es la causa eficiente del crecimiento económico, medido por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, hay que tomar en cuenta que la misma se divide en inversión en maquinaria y equipo, tanto de origen nacional como extranjero, y en inversión en construcción, que a su vez se divide en no residencial y residencial, siendo que, para efectos de la producción de bienes y servicios, es decir, del crecimiento económico, las que cuentan son la inversión en construcción no residencial, y la inversión en maquinaria y equipo, sin importar que sea de origen nacional o extranjero. Haciendo de lado la inversión en construcción residencial, ¿cuál fue el resultado de la inversión fija bruta?

En octubre pasado, último mes para el que contamos con la información, la inversión en maquinaria y equipo creció, en términos anuales, 7.4 por ciento (11.2 en octubre del 2014 y 13.9 en septiembre). La de origen nacional creció 7.9 por ciento (10.1 un año antes y 8.4 un mes antes), y la de origen extranjero lo hizo también al 7.9 por ciento (11.5 en octubre del 2014 y 16.9 en septiembre).

Por su parte la inversión en construcción decreció 1.2 por ciento (creció 4.8 en octubre del 2014 y decreció 0.1 en septiembre). La inversión en construcción residencial creció 6.2 por ciento (8.4 un año antes y 6.3 un mes antes), mientras que la inversión en construcción no residencial decreció 7.3 por ciento (creció 2.5 en octubre del 2014 y decreció 5.1 en septiembre), inversión en construcción no residencial que proporciona desde las instalaciones hasta la infraestructura necesarias para llevar a cabo los procesos de producción, y que en octubre registró un mal desempeño, tanto comparando con octubre del año pasado, como con septiembre, lo cual resulta preocupante. Muy preocupante.

Continuará.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus