LUNES, 25 DE ENERO DE 2016
Dólar y petróleo, algunas reflexiones (I)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Dólar al alza y petróleo a la baja, combinación que para muchos perjudica a México. ¿Será?”


Muchos opinan que, en materia de economía, empezamos el año mal: con la baja de aquello que debe subir (porque así le conviene a México) y con el alza de aquello que debe bajar (nuevamente porque así le conviene a México). El primer caso es el del precio del petróleo, el segundo el del precio del dólar. Según está opinión, a México le conviene el petróleo caro y el dólar barato, razón por la cual, con el primero a la baja y el segundo a la alza, México sale perdiendo, sin olvidar que el precio del barril de petróleo mexicano de exportación (que equivale a 159 litros de crudo) se fija en dólares. Comienzo por los hechos, analizando lo que sucedió a lo largo de las tres primeras semanas de enero, del lunes 4 al viernes 22, y empiezo por el tipo de cambio.

Terminamos el 2015 con un tipo de cambio (utilizo el FIX, que, como lo informa el banco central, es “determinado por el Banco de México con base en un promedio de cotizaciones del mercado de cambios al mayoreo para operaciones liquidables el segundo día hábil bancario siguiente, (…) obtenidas de plataformas de transacción cambiaria y otros medios electrónicos con representatividad en el mercado de cambios”), de 17.2487 pesos por dólar, y cerramos el viernes 22 de enero en los 18.4280 pesos, lo cual dio como resultado, en tan solo tres semanas, una depreciación de 1.1793 pesos, equivalente al 6.8 por ciento. Además hay que apuntar que, en 18.6080 pesos por dólar, el tipo de cambio alcanzó su último máximo histórico (hasta ahora) el pasado miércoles 20.

Continúo con el precio del petróleo, que cerró el 2015 en los 26.93 dólares por barril para bajar hasta los 22.77 el viernes 22, una baja de 4.16 dólares, equivalente al 15.4 por ciento, apuntando que el miércoles 20 se ubicó en los 18.90 dólares.

¿Qué tuvimos? Dólar al alza y petróleo a la baja, combinación que para muchos perjudica a México. ¿Será?

Continuará.

• Cultura económica • Petróleo • Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus