JUEVES, 11 DE FEBRERO DE 2016
Contrabando: Confusión y abuso (IV)

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• ¿EL T-MEC está muerto?

Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El gobierno debe permitir las importaciones. Todas las importaciones. Todas las que los consumidores nacionales estén dispuestos a comprar. Todas. Sin excepción.”


¿Cuáles son las tres únicas (sin) razones que “justifican” que el gobierno prohíba la importación de mercancías? Primera (sin) razón: que las importaciones, ofrecidas a menor precio, con mayor calidad, y con mejor servicio que la producción nacional, le hagan competencia a los productores nacionales. Segunda (sin) razón: que las importaciones sean producidas, en su país de origen, con la ayuda de algún subsidio gubernamental, lo cual les da a los exportadores de aquel país una ventaja indebida sobre los productores del país importador, quienes enfrentarían una competencia desleal. Tercera (sin) razón: que las importaciones sean ofrecidas a un precio por debajo de su costo de producción, es decir, a un precio dumping.

Bien vistas las cosas, y ello, cuando del comercio se trata, quiere decir “desde el punto de vista del derecho y el interés del consumidor”, ninguna de las tres razones para prohibir las importaciones es tal, razón de ser del paréntesis (sin).

Prohibir las importaciones porque compiten con el productor nacional supone aislar a ese productor del motivo más poderoso para volverse más productivo (capaz de hacer más con menos, a menor costo de producción) y por ello más competitivo (capaz de hacerlo, sobre todo en términos de precio, mejor que los demás, demás que no son otros más que sus competidores, no importando que sean nacionales o extranjeros: lo que importa es la competencia, no la nacionalidad de los competidores), productividad y competitividad que, por el lado de la oferta, son condiciones necesarias para que los consumidores eleven su nivel de bienestar.

¿Tiene algo de malo hacer todo lo que se debe hacer para lograr la mayor productividad y competitividad de parte de los productores nacionales? ¿Tiene algo de malo que aquellos que no lo logren salgan del mercado, dejando su lugar a productores más productivos y competitivos, independiente de que sean nacionales o extranjeros? ¿No? Entonces el gobierno debe permitir las importaciones. Todas las importaciones. Todas las que los consumidores nacionales estén dispuestos a comprar. Todas. Sin excepción.

Continuará.

• Globalización / Comercio internacional • Dumping • Mercantilismo / Proteccionismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus