MARTES, 23 DE FEBRERO DE 2016
Subastas, ¿fracasaron? (II)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Las subastas fracasaron? Nunca lo sabremos, por una razón sencilla: la Comisión de Cambios nunca dijo cuál era el objetivo, mucho menos cuantitativo, de las subastas.”


La Comisión de Cambios decidió, el pasado miércoles 17, suspender, de manera inmediata, las subastas de dólares que venían teniendo lugar desde el 9 de diciembre del 2014, tiempo a lo largo del cual el tipo de cambio pasó de los 14.37 a los 18.39 pesos por dólar, dando como resultado una depreciación del 27.8 por ciento. En el mismo periodo de tiempo las reservas del Banco de México pasaron de los 192 mil 298 millones de dólares (el 5 de diciembre del 2014) a los 174 mil 401 millones (el 12 de febrero de este año), dando como resultado una baja igual a 17 mil 897 millones, equivalente al 9.3 por ciento.

La suspensión inmediata de las subastas, como han opinado algunos, ¿se debió al agotamiento de las reservas de dólares del banco central? Una reducción de las reservas del 9.3 por ciento, a lo largo de catorce meses y medio, ¿supuso el agotamiento de las mismas? Al momento de anunciar la suspensión inmediata de las subastas los dólares en las reservas del Banco de México sumaban los ya citados 174 mil 401 millones, que hubieran alcanzado, subastando hasta 400 millones diarios, tal y como se venía haciendo, para 436 días. Las reservas no estaban a punto de agotarse. Entonces, los integrantes de la Comisión de Cambios, comenzando por Videgaray y Carstens, ¿consideraron que, de seguir por el mismo camino, tarde o temprano se agotarían sin lograr detener, ya no digamos revertir, la depreciación del peso frente al dólar, tal y como venía sucediendo? Entre el 9 de diciembre del 2014 y el 17 de febrero de 2016 las reservas del Banco de México se redujeron, en buena medida por obra y gracia de las subastas, un 9.3 por ciento, y el peso se depreció frente al dólar un 27.8 por ciento. ¿Quiere ello decir que las subastas fracasaron? Nunca lo sabremos, por una razón sencilla: la Comisión de Cambios nunca dijo cuál era el objetivo, mucho menos cuantitativo, de las subastas.

Continuará.

• Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus