JUEVES, 25 DE FEBRERO DE 2016
Aumento en tasa, ¿funcionará? (I)

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El primer paso, aumentar la Tasa de Interés Interbancaria, ya se dio. Los siguientes, ¿se darán?”


El Banco de México decidió aumentar la Tasa de Interés Interbancaria a un día de 3.25 al 3.75 por ciento, ya que “la volatilidad en los mercados financieros internacionales ha aumentado y el entorno externo que enfrenta la economía mexicana ha seguido deteriorándose (…) el precio del petróleo ha continuado descendiendo (…) (todo lo cual) ha tenido un impacto negativo sobre la cotización de la moneda nacional, aumentando con ello la probabilidad de que surjan expectativas de inflación que no estén en línea con la consolidación del objetivo permanente de 3 por ciento”.

Las autoridades monetarias consideran que la depreciación del peso frente al dólar, por el encarecimiento de las importaciones, tarde o temprano se traducirá en un repunte en la inflación, mismo que pretenden combatir con el aumento en la Tasa de Interés Interbancaria, aumento que, ésta es la lógica, haría más atractiva la inversión financiera en México, lo cual podría evitar una mayor salida de dólares desde México, consecuencia de la expectativa de una nueva alza en la tasa de interés en los Estados Unidos y/o incentivar una mayor entrada de dólares hacia México, consecuencia del pago de un interés mayor, lo cual podría debilitar las presiones alcistas sobre el tipo de cambio.

Lo primero que hay que tener presente es que lo que aumentó fue la Tasa de Interés Interbancaria, y ninguna otra. Cierto, se espera que el aumento en la misma induzca el aumento en las restantes, y que entonces se den los efectos mencionados en el párrafo anterior, lo cual supone, ante todo, aumentos en las tasas pasivas de interés, las que pagan las instituciones financieras a quienes les prestan dinero, volviéndose así más atractivas las inversiones financieras, lo cual podría evitar una mayor salida de dólares y/o inducir una mayor entrada de los mismos, que es lo que se necesita para combatir la depreciación y sus efectos negativos sobre la inflación.

El primer paso, aumentar la Tasa de Interés Interbancaria, ya se dio. Los siguientes, ¿se darán?

Continuará.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus