LUNES, 14 DE MARZO DE 2016
Por una política fiscal y monetaria más libre y responsable

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“La política monetaria en México debe apuntar a liberar de una vez por todas al mercado cambiario. La política fiscal irresponsable del actual gobierno, de no corregirse, nos llevará al despeñadero.”


Celebro que las autoridades monetarias hayan decidido eliminar algunos importantes obstáculos a las transacciones en dólares que llevan a cabo las empresas en México, pero no es suficiente.

A las autoridades les recuerdo lo siguiente:

La libertad económica incluye a la libertad cambiaria. Un régimen libre cambiario no impone restricciones de ninguna índole, y menos condiciona al escrutinio gubernamental el monto operado de intercambio. Además, en un régimen cambiario libre una persona puede tener cuentas bancarias en cualquier divisa o metal precioso.

Es importante que Banco de México también incluya la eliminación de obstáculos para operar en dólares a los particulares. 

Todas las medidas de control cambiario en dólares y pesos sólo han perjudicado al sector privado y no han detenido el lavado de dinero (los criminales encuentran otros “caminos” financieros para operar y los perjudicados son empresas grandes, pequeños comercios y particulares). 

Se debe permitir la libre circulación de divisas y metales en el país; que no me salgan las autoridades con la mentada pérdida de soberanía monetaria que no es más que otro control gubernamental sobre particulares y empresas. Que los particulares y empresas libremente decidamos cuál es la mejor divisa o metal precioso para protegernos en contra de los abusos fiscales y monetarios de los gobiernos.

Empecemos por darle circulación paralela al peso a la moneda de plata que desde hace ya varios años Don Hugo Salinas Price ha defendido. La autoridad monetaria siempre ha estado en contra, claro, va en contra del monopolio del dinero que ostenta (recuerdo a Guillermo Ortiz hablando muy mal de esta posibilidad).

Y por cierto, Pemex ya ha dejado de ser un gran proveedor de divisas de Banco de México. Es hora de bajar los costos de acarreo y permitir un mercado cambiario verdaderamente libre y lejos de manipulaciones cambiarias e intervenciones arbitrarias en la compra de dólares y pesos. 

Lamento que la autoridad fiscal, por su parte (Secretaría de Hacienda), realmente no se coordine (en el discurso lo hace y suena bonito, pero es falso), y siga creando monstruos burocráticos; la más reciente puntada estatista, crear un órgano de gobierno para dizque atraer más inversiones en telecomunicaciones, eso sólo se logra mejorando el régimen en materia de inversión, y ya está sucediendo sin burocracia extra alguna en México, otra vez más burocracia que pagaremos los contribuyentes mexicanos.

Y el gobierno mexicano sigue gastando sin ton en programas sociales dudosos como Cruzada contra el hambre y en general contra programas de ataque a la pobreza. El gobierno mexicano sigue gastando miles de millones de pesos en burocracias como los bancos de desarrollo y creando institutos dizque para apoyar a los emprendedores. Puro gasto ineficiente que no resiste un análisis elemental de costo - beneficio.

Y lo peor, ya se anunció que la banca de desarrollo dará línea de crédito por 15 mil millones de pesos. Pemex acaba de anunciar la contratación de más deuda por dos mil 250 millones de euros, eso significa más deuda que los contribuyentes mexicanos terminaremos pagando (la paraestatal ineficiente tiene años transformado sus adeudos en deuda federal, un robo para los contribuyentes). 

La banca de desarrollo, de lástima como siempre, una vez más apoyando a elefantes blancos estatales como Pemex para supuestamente liquidar adeudos con proveedores. No le creo una sola palabra al gobierno, aun cuando liquidaran adeudos con pequeños proveedores, los incentivos perversos con los que se mueve Pemex apuntan al desastre financiero, con todo y que las recientes alzas del precio internacional del petróleo les den un pequeño respiro. 

La política monetaria en México debe apuntar a liberar de una vez por todas al mercado cambiario. La política fiscal irresponsable del actual gobierno, de no corregirse, definitivo, nos llevará al despeñadero.

• Política fiscal • Política cambiaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus