MARTES, 22 DE MARZO DE 2016
Contaminación e impuestos correctivos (II)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Se cobra el impuesto correctivo; aumenta el precio de las gasolinas; se reduce la compra de gasolinas; se reduce el uso del automóvil; se reduce la contaminación. ¿Así de fácil?”


Ante fenómenos como la contaminación, típico ejemplo de externalidad negativa (la consecuencia negativa, no intencional, de la conducta humana, por la cual quien perjudica no asume el costo), muchos economistas consideran que el gobierno debe cobrar un impuesto correctivo (también llamado pigouviano, por el economista Cecil Pigou quien fue el primero en proponerlo), con la intención de reducir la compra de gasolinas, y por ello el uso del automóvil, y por ello la contaminación. Es la propuesta, por ejemplo, de Gabriel Quadri.

Estos serían los pasos a seguir: se cobra el impuesto correctivo; aumenta el precio de las gasolinas; se reduce la compra de gasolinas; se reduce el uso del automóvil; se reduce la contaminación. ¿Así de fácil?

Lo primero que hay que hacer es fijar una meta en materia de contaminación, por ejemplo, que la misma no supere un determinado techo en el Indice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA). Lo segundo determinar en cuánto debe reducirse el uso del automóvil para lograr ese objetivo. Lo tercero calcular en cuánto debe aumentar el precio de las gasolina para, tomando en cuenta la elasticidad precio de la demanda de las mismas, lograr que se reduzca su consumo y, por ello, el uso del automóvil para lograr el objetivo en materia de contaminación. Contando con toda esta información se puede calcular cuál debe ser el impuesto correctivo. Quienes proponen este impuesto a la compra de gasolinas (impuesto al carbono, como lo llama Quadri), ¿cuentan con toda esta información, comenzando por la elasticidad precio de la demanda de gasolinas? ¿Tienen algún cálculo aproximado? Y si no la tienen y no lo han hecho, ¿su propuesta no resulta irresponsable?

Para terminar dos preguntas. Primera: ¿cuál sería el efecto de un impuesto correctivo a la compra de gasolinas, que es regresivo (afecta más a quien menos tiene) sobre el bienestar de los pobres? Segunda: ¿a qué debería destinar el gobierno los recursos así recaudados?

Los impuestos correctivos, ¿son la mejor manera de lidiar con la contaminación?

• Externalidades / bienes públicos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus