MARTES, 5 DE ABRIL DE 2016
Hologramas "0" y "00", ¿seguridad jurídica? (II)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en ésta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cuáles pueden ser, una vez promulgada la ley, una vez prohibida cierta conducta, una vez exigido determinado comportamiento, las consecuencias de todo ello?”


¿Qué puede aportar el Análisis Económico del Derecho, AED, ¡que no hay que confundir con el análisis del derecho económico!, a las reflexiones en torno a la imposición del Hoy no circula generalizado? Veamos.

El Análisis Tradicional del Derecho, ATD, parte de la pregunta por la intención del legislador a la hora de promulgar una ley, por el propósito del gobernante al prohibir determinadas conductas o exigir otras. Dependiendo del contenido de esa ley, o de las conductas prohibidas o exigidas, pueden responderse correctamente las preguntas por tales objetivos. ¿Cuál es la intención de las “autoridades” de la Ciudad de México con la imposición del Hoy no circula generalizado? Reducir, reconociendo las pasadas contingencias ambientales y previendo las futuras, la contaminación y con ella los riegos para la salud.

Desde la perspectiva del AED la pregunta es otra, una cuya respuesta, de encontrarse, resulta mucho más útil: ¿cuáles pueden ser, una vez promulgada la ley, una vez prohibida cierta conducta, una vez exigido determinado comportamiento, las consecuencias de todo ello? La respuesta, en todos los casos, será: las que corresponden a la intención del legislador, a los propósitos del gobernante. No, claro que no, y ello por una razón muy sencilla: entre la promulgación de una ley, la prohibición de una conducta, la exigencia de un comportamiento, y el cumplimento de todo ello, se interpone la libertad de cada cual, y por ello la posibilidad de que la ley promulgada, la conducta prohibida, el comportamiento exigido, se queden en eso: una promulgación, una prohibición, una exigencia, sin ninguna repercusión en la vida de las personas, o porque éstas decidieron no obedecer o porque, tal y como puede suceder con el Hoy no circula generalizado (sobre todo si, contra lo originalmente dicho, se vuelve permanente), le dieron la vuelta. ¿Cómo? Comprando un auto adicional, tal y como ya sucedió, y tal y como sucederá, si no en todos los casos, sí en los posibles, sobre todo si el programa se vuelve (¿se volverá?) permanente.

Continuará.

• Derecho y economía • Externalidades / bienes públicos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus