MARTES, 9 DE MAYO DE 2006
Loca, loca, loca región...

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

David Martínez-Amador







“Y todo parece indicar que los “burros” desplazarán a los “elefantes” en 2008 (aunque todavía faltan casi tres años para saberlo)”


2006 es un año bastante definitorio sobre cómo va a encarar América Latina la segunda parte de la década. Bolivia y Chile acaban de tener elecciones presidenciales. También las tendrán Perú, México, Brasil, Costa Rica, Colombia y Nicaragua entre otros, además de varios comicios legislativos. Es decir que dos de los tres principales países pueden marcar el rumbo de lo que vendrá.

Desde fines de la década anterior se instaló una mayoría de gobiernos que miran desde el centro hacia la izquierda, al menos en su formulación inicial: De la Rúa primero y luego Kirchner, Lula, Lagos, Chávez, Tabaré Vázquez, Leonel Fernández (R. Dominicana), Torrijos (Panamá), Gutiérrez (Ecuador). Solo escaparon Uribe, Fox, Sánchez de Losada en Bolivia y Duarte en Paraguay. De seguir este movimiento lógico,  el PAN en México hoy sería reemplazado por López Obrador.

Más allá de las orientaciones ideológicas de los gobiernos, la demanda mayoritaria de la opinión pública es hacia una mayor intervención del Estado en la economía, para paliar los costos que tuvieron las reformas neoliberales de los ´90. No deja de ser cierto que: las sociedades se sienten desamparadas frente a la competencia que implica la globalización, sienten la presión de la precariedad laboral y bajos salarios, padecen las inequidades sociales, temen toda apertura comercial, mientras que desconfían de las privatizaciones.

En algunos casos el reclamo de más Estado –sobre todo la región andina- se combina con una demanda de liderazgos fuertes que pongan orden y equilibren el poder económico multinacional. Se produce entonces un cierto sentimiento nostálgico de algún pasado en el cual el mundo era un lugar más contenedor. De ahí las presencias de Chávez, Gutiérrez o Humala (tres militares)..

Más allá de los matices, los esperables resultados electorales en Bolivia y Chile confirman la tendencia general. Sin embargo, surgen algunos interrogantes que implicarían un eventual cambio de viento:

Brasil: hasta unos meses atrás nadie dudaba de la reelección de Lula, pero desde los escándalos por corrupción el escenario se puso complicado para el presidente, y existe la posibilidad concreta de que pierda en el ballottage. Si alguien le puede ganar, es la centro derecha de F. H. Cardoso (PSDB).

México: el ex jefe de gobierno del Distrito Federal “se comía los chicos crudos” hasta un par de meses atrás que el oficialista PAN (centro derecha) definió su candidato, y ahora no solo está segundo en vez de tercero, sino que además podría disputarle el premio mayor a López Obrador (centro izquierda).

Perú: desde el triunfo de Fujimori en 1990 este país siempre puede ser una caja de pandora. El nacionalista Humala cumple a la perfección con aquella combinación descripta de más Estado + autoridad fuerte, por eso su crecimiento vertiginoso en los últimos dos meses. Sin embargo, sigue marchando primera Lourdes Flores (PPC), también de centro derecha, y le ganaría al ex militar en una segunda vuelta.

Obsérvese que los tres eventuales ganadores –PDSB, PAN y PPC- son partidos afiliados a la ODCA –Organización Demócrata Cristiana de América- que se definen a sí mismos como un “centro humanista y reformista”, distanciándose de la UPLA, que nuclea a la derecha más ortodoxa.  Si en los tres países mencionados la reversión efectivamente se produce, estaría en consonancia con aquella otra experiencia fáctica que indica que cuando en EE.UU. gobiernan los republicanos, América Latina se corre hacia la izquierda, y cuando administran los demócratas, la región se va hacia la centro derecha. Y todo parece indicar que los “burros” desplazarán a los “elefantes” en 2008 (aunque todavía faltan casi tres años para saberlo).

A donde va esta loca región?

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus