LUNES, 11 DE JULIO DE 2016
Consumo privado, mal

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El fin de la actividad económica debe ser el bienestar de la gente, mismo que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios que puede consumir.”


El fin de la actividad económica debe ser el bienestar de la gente, mismo que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que dispone. Una buena manera de medir ese bienestar es por medio del Consumo Privado en el Mercado Interno (CPMI), que es, como lo apunta e INEGI, “el gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, (quedando) excluidas las compras de viviendas u objetos valiosos”. ¿Cuál ha sido el comportamiento del CPMI? Veamos.

En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior), en abril pasado (último mes reportado por el INEGI), el CPMI creció 1.2 por ciento. ¿Mucho o poco? Comparemos. Hace dos años, abril del 2014, creció, 3.2. En abril de 2015, hace un año, creció, 2.2. La tendencia es clara, hacia un menor crecimiento del CPMI. En enero el CPMI creció 4.6 por ciento, en febrero 3.2, en marzo 4.4, en abril el ya citado 1.2.

En términos mensuales (comparando cada mes con el mes inmediatamente anterior), en abril el CPMI decreció 2.2 por ciento. En abril del 2014, hace dos años, creció, 2.1. Hace un año, en abril de 2015, creció, 0.9. La tendencia, nuevamente, es hacia un menor crecimiento del CPMI. En enero, febrero, marzo y abril, este fue, respectivamente, el comportamiento del CPMI: 0.9, menos 1.2, 1.6, menos 2.2 por ciento.

En términos anuales, en abril, el CPMI de bienes y servicios de origen nacional creció 1.1 por ciento (menos 1.0 bienes y 3.6 servicios). Los bienes de origen importado decrecieron 1.9 por ciento. En términos mensuales, en abril, el CPMI de bienes y servicios de origen nacional decreció 2.2 por ciento (menos 2.9 bienes y menos 0.2 servicios). Los bienes de origen importado decrecieron 6.1 por ciento.

Un menor crecimiento, y en algunos casos decrecimiento, del CPMI se traduce en un menor bienestar de la gente, en un retroceso en materia económica.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus