JUEVES, 11 DE AGOSTO DE 2016
Deflación, ¿necesariamente mala? (I)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en ésta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Por qué no una meta de deflación? ¿Hay algún banco central que tenga como meta de política monetaria, no la inflación, sino la deflación?”


Con relación al dinero hay tres posibilidades: 1) que preserve su poder adquisitivo, es decir, que con la misma cantidad de dinero, a lo largo del tiempo, se pueda comprar la misma canasta de bienes y servicios: 2) que pierda su poder adquisitivo, es decir, que con la misma cantidad de dinero, a lo largo del tiempo, se pueda comprar una canasta con menos bienes y servicios; 3) que aumente su poder adquisitivo, es decir, que con la misma cantidad de dinero, a lo largo del tiempo, se pueda comprar una canasta con más bienes y servicios. En el primer caso tenemos una situación de estabilidad monetaria (preservación del poder adquisitivo del dinero), en el segundo una de inflación (pérdida en el poder adquisitivo del dinero), y en el tercero una de deflación (ganancia en el poder adquisitivo del dinero). Con relación al dinero éstas son las únicas posibilidades.

Supongamos, lector, que le dan la oportunidad de elegir una de estas tres opciones, y la que elija –preservación, pérdida o ganancia de poder adquisitivo– será la regla. ¿Cuál elegiría? Probablemente la tercera, porque a primera vista parece la adecuada: que el dinero gane poder adquisitivo quiere decir que con la misma cantidad del mismo se pueden comprar más bienes y servicios, y eso disminuye la escasez que enfrenta la gente y, por ello mismo, aumenta su bienestar. Y de eso, ¡precisamente de eso!, se trata: que la gente aumente su bienestar, que disponga de más bienes y servicios.

Sin embargo, las autoridades monetarias, en todo el mundo, escogen la segunda opción, la pérdida en el poder adquisitivo del dinero, la inflación, y a nuestra prueba me remito: el Banco de México lleva todo el siglo XXI fijando una meta de inflación de 3 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error. ¿Por qué? ¿Por qué no una meta de deflación? ¿Hay algún banco central que tenga como meta de política monetaria, no la inflación, sino la deflación? ¿No? ¿Por qué?

Continuará.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus