VIERNES, 19 DE AGOSTO DE 2016
Trump = AMLO

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“A pesar de sus aparentes diferencias, los demagogos populistas siempre se parecen. Afortunadamente, el gringo parece estar perdiendo terreno, finalmente.”


Las encuestas sobre quién vencerá en la elección presidencial en EU, tuvieron un cambio radical en las últimas dos semanas con Hillary ganando terreno en forma notable mientras Trump se hunde en las preferencias de los electores dada su irrefrenable proclividad a insultar, mentir y ofender a la mayoría de los votantes.

Conforme este demagogo cae en las encuestas, empezó a recurrir a la táctica que los mexicanos conocemos tan bien por la eterna campaña presidencial de AMLO: la denuncia que es víctima del boicot de los medios de comunicación y de un gran complot de las élites para despojarlo de su victoria electoral.

Al igual que López, Trump confunde la pletórica asistencia a sus mítines, que suelen atraer morbosos sedientos de oír el último insulto vitriólico, con el éxito en la urnas, que exige de acciones de enorme complejidad en todo el país para asegurar el voto de sus partidarios, esfuerzo en el que su campaña está virtualmente ausente, frente a una operación electoral de Hillary bien estructurada y profesional.

Pero los parecidos entre Trump y López no terminan ahí. Ambos se resisten a revelar su verdadera situación financiera, el primero porque seguramente mostraría que ha exagerado colosalmente el monto de su fortuna, mientras que López hizo el ridículo con su declaración #3de3 en ceros: ¡No posee nada y vive con 50 mil pesos al mes!

Igual es su actitud frente a las encuestas, que ambos presumen cuando los favorecen y denuncian cuando no, como el “compló” de la élite corrupta que ha decidido bloquear su acceso al poder para redimir a los menos favorecidos, no aplicando políticas públicas sólidas sino sólo la voluntad inquebrantable del caudillo.

Otro rasgo común es su desprecio por la verdad. La prensa de EU da un seguimiento riguroso a lo que dicen los candidatos y ha otorgado entre 3 y 4 Pinochos a Trump al mentir por completo o casi, en 85% de 60 de sus alegatos. Las mentiras de López son numerosas y legendarias pero no hay un seguimiento cuantitativo como en EU.

Lo ocurrido en los últimos quince días son buenas noticias para quienes creemos que Trump representa un peligro grave para EU, para el mundo y, especialmente, para México –como AMLO– lo que ha disminuido la presión para que nuestro país emprenda una operación de cabildeo en gran escala para posibilitar un mayor voto hispano e iniciar una campaña permanente para mejorar su dañada imagen.

En efecto, el promedio de encuestas de Real Clear Politics arrojaba al día de ayer una ventaja para Clinton de 6% mientras que los momios de quienes apuestan eran de 80% contra 20% a su favor, al tiempo que el puñado de estados donde se decidirán los comicios se inclina con fuerza contra Trump.

En todos ellos Clinton alcanza una ventaja notable. En Florida supera a Trump por 4.5%, Carolina del norte por 2%, Virginia por 11.2%, Ohio por 2.6%, Pennsylvania por 9.2%, Michigan por 7.3%, y Colorado por 11%. El único de los estados “en juego” a favor de Trump es Missouri por 5.3%, y hay un virtual empate en Arizona y Iowa.

A pesar de ello, creo que nuestra complacencia es un error garrafal pues en política hay imprevistos que pueden voltear abruptamente las preferencias del público. En 2004 las encuestas daban un buen margen al candidato del Partido Popular para repetir al frente del gobierno de España, cuando ocurrió el peor atentado terrorista en su historia, dándole una sólida victoria de 5% al Partido Socialista.

No pueden descartarse súbitos ataques terroristas en suelo de EU con consecuencias similares a las de España hace doce años, ni nuevos escándalos de los Clinton, como los nexos poco éticos recién revelados entre su Fundación y el Departamento de Estado, cuando Hillary lo encabezaba, que ya investiga el FBI.

Hay que atajar al demagogo anaranjado pues su acceso a la Presidencia de EU alentaría la llegada de López, lo que sería la debacle absoluta para México.

• Populismo • Demagogia • Elecciones EU 2016

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus