LUNES, 29 DE AGOSTO DE 2016
Crecimiento: empeorando

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor

Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Conseguiremos algún día, sostenidamente, mejores resultados?”


Si de las variables que se manejan en el análisis económico hubiera que elegir solo una para responder a la pregunta ¿cómo va la economía? sin duda que esa sería el Producto Interno Bruto, PIB, es decir, la producción de bienes y servicios, que es, entre otras cosas, la variable con la que se mide el crecimiento de la economía.

El problema económico consiste en la escasez (no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis), y una buena manera de minimizarlo, por el lado de la oferta, es produciendo lo más posible: entre más crezca la producción de bienes y servicios mejor, siendo este el principal reto de cualquier economía: lograr el mayor crecimiento posible del PIB.

Tomando en cuenta lo anterior, ¿qué nos dice del desempeño de nuestra economía el que durante el segundo trimestre del año el PIB haya crecido, en términos anuales (comparando el segundo trimestre de este año con el segundo trimestre del año pasado) 1.5 por ciento y, en términos trimestrales (comparando el segundo trimestre con el primero), menos 0.2 por ciento[1]. Veamos.

En términos trimestrales, durante el segundo trimestre del año pasado, el PIB creció 0.8 por ciento. Un año después decreció 0.2 por ciento. Durante el primer trimestre del año, en términos trimestrales, el PIB creció 0.5 por ciento. Un trimestre después decreció 0.2 por ciento.

En términos anuales, durante el segundo trimestre del año pasado, el PIB creció 2.4 por ciento. Un año después creció 1.5 por ciento. Durante el primer trimestre del año, en términos anuales, el PIB creció 2.5 por ciento. Un trimestre después creció 1.5 por ciento.

Tanto en términos anuales, como trimestrales, los resultados del segundo trimestre, en términos del PIB, la variable más importante para el análisis económico, empeoraron, en un contexto, el del crecimiento de la economía, en el cual las cosas han marchado mal desde hace más de tres décadas. ¿Conseguiremos algún día, sostenidamente, mejores resultados?


[1] Cifras desestacionalizadas.
• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus