JUEVES, 15 DE SEPTIEMBRE DE 2016
Déficit primario, ¿y la Constitución? (II)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en ésta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El que durante nueve años haya habido, en materia de finanzas públicas, déficit primario, sólo fue posible violando la Constitución.”


De 2008 a 2016 las finanzas públicas registraron déficit primario, lo cual quiere decir que durante nueve años los gastos, sin contar el pago de intereses de la deuda pública, superaron a los ingresos, por lo que, para pagar los intereses, ¡que tenían que pagarse!, el gobierno tuvo que pedir prestado, clara muestra de, independientemente de las causas que hayan ocasionado esa situación, irresponsabilidad de parte de las autoridades hacendarias y de quienes, al final de cuentas, aprueban la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación: los legisladores (el Proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos, por ser solo decreto, pasa solo por la Cámara de Diputados, la Ley de Ingresos, por ser ley, pasa también por la de Senadores).

El que durante nueve años haya habido, en materia de finanzas públicas, déficit primario, es decir, el que el gobierno haya tenido que pedir dinero prestado para pagar los intereses causados por sus pasivos, solo fue posible violando lo prescrito en el artículo 73 constitucional, en el cual se lee lo siguiente: “Ningún empréstito podrá celebrase sino para la ejecución de obras que directamente produzcan un incremento en los ingresos públicos, salvo los que se realicen con propósitos de regulación monetaria, las operaciones de conversión y los que se contraten durante alguna emergencia declarada por el Presidente de la República en los términos del artículo 29”. La celebración de empréstitos para pagar intereses, ¿se destinan a la ejecución de obra que directamente produzca un incremento en los ingresos públicos? No. ¿Se realizan con propósitos de regulación monetaria, de operaciones de conversión, o para enfrentar alguna emergencia declarada por el Presidente de la República? No.

Durante nueve años el gobierno contrajo deuda violando lo prescrito en la Constitución al respecto, y nadie dijo algo. ¿Estado de Derecho? No, estado de chueco. Responsables, de entrada los secretarios de Hacienda del periodo: Agustín Carstens (2006-2009), Ernesto Cordero (2009-2011), José Antonio Meade (2011-2012), Luis Videgaray (2012-2016). ¿Responderán?

• Política fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus